Autor: Cuadra Fernández, Bonifacio de la. 
   La oposición rechaza una invitación para visitar la OTAN     
 
 El País.    08/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La oposición rechaza una invitación de Todman para visitar la OTAN

B. DE LA C.

El embajador de Estados Unidos en Madrid, Terence Todman, ha dirigido una carta al presidente del

Congreso de los Diputados, Landelino Lavilla, en la que le propone que forme un grupo de diputados para

realizar una visita a las instalaciones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en

Bruselas. La misiva ha producido sorpresa e indignación entre los grupos parlamentarios de la oposición

que han tenido acceso a la misma, por entender que tal actitud denota una concepción patrimonialista de

la OTAN por parte del representante diplomático norteamericano, aparte del carácter prematuro de la

invitación.

La carta de Todman, que tuvo entrada en la secretaría del Congreso con fecha 5 de noviembre de 1981,

traslada al presidente de la Cámara baja española el criterio del embajador de Estados Unidos de que

«sería interesante», una vez que el Congreso ha expresado su voto favorable a la adhesión española a la

OTAN, que un grupo de diputados, de entre los que deseen conocer las instalaciones de la Alianza

Atlántica en Europa, se trasladaran en fecha próxima a la capital belga.

El escrito será probablemente estudiado por la Mesa y la Junta de Portavoces de la Cámara la próxima

semana. Fuentes parlamentarias de la izquierda anticiparon a EL PAIS su posición contraria a dar por

recibida dicha carta, ya que consideran inaceptable el apresuramiento con que el embajador de Estados

Unidos invita a visitar la OTAN, sin aguardar siquiera a que el Senado haya adoptado su decisión,

olvidando que la Constitución española atribuye a las Cortes Generales la facultad de autorizar al

Gobierno para la ratificación de los tratados. Estiman también que, en todo caso, la sugerencia es

prematura, cuando todavía no se ha producido el acuerdo unánime de los miembros de la Alianza

Atlántica para invitar a España a adherirse al Tratado, de acuerdo con lo que establece al artículo 10 del

pacto firmado en Washington en 1949.

El diputado socialista Luis Solana manifestó a EL PAIS que, si es cierto que se ha producido esta

invitación, se trata «de una incorrección», porque todavía no se ha pronunciado el Senado sobre el tema.

«Además», añadió, «no es el papel del embajador de Estados Unidos hacer esta clase de invitaciones, que

en su momento corresponderían a Bruselas.

Otros portavoces de la izquierda han expresado también su desconcierto por el hecho de que la invitación

no proceda de los órganos de la OTAN, sino del representante diplomático de uno de los quince

miembros, por importante y hegemónico que sea Estados Unidos en la Alianza Atlántica. La naturalidad

con que Todman se permite disponer de las instalaciones aliancistas ha sido valorada por la izquierda

parlamentaria española como un presagio de la expresiva dependencia de Estados Unidos que el ingreso

en la OTAN consolidará, por encima incluso de la actual situación, derivada del tratado bilateral con

Norteamérica.

 

< Volver