Autor: Orgambides, Fernando. 
 Esta unidad, capacitada para combatir en ambiente nuclear, se encargará de la defensa del territorio español. 
 La División Acorazada Brunete intenta mejorar su imagen profesional de cara al ingreso en la OTAN     
 
 El País.    12/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Esta unidad, capacitada para combatir en ambiente nuclear, se encargará de la defensa del territorio

español

La División Acorazada Brunete intenta mejorar su imagen profesional de cara al ingreso en la OTAN

FERNANDO ORGAMBIDES

Una de las primeras aportaciones prácticas de las Fuerzas Armadas españolas al conjunto de unidades que

integran la dotación militar de la Alianza Atlántica podría ser la División Acorazada Brunete número 1,

actualmente la primera unidad del Ejército español, aunque sus misiones, en un supuesto conflicto bélico

en el campo de operaciones europeo, estarían centradas, según distintos observadores, en la defensa del

territorio español, para lo cual se encuentra puntualmente adiestrada.

Esta última tesis la corroboró recientemente, con motivo de unas maniobras de esta unidad en Zaragoza,

su actual jefe, el general de división Francisco Carbonell, uno de los mandos superiores de mayor

prestigio técnico dentro del Ejército español. El general Carbonell accedió al mando de la Brunete en

sustitución del general Juste, responsable de esta unidad durante los sucesos del pasado 23 de febrero.

Con anterioridad, el general Carbonell era codirector del mando combinado hispano-norteamericano, uno

de los destinos más solicitados dentro del Ejército, por la importancia que supone para la carrera militar el

intercambio que produce el contacto permanente con el Ejército de Estados Unidos. El general Carbonell

dijo en Zaragoza que no creía que las unidades de la División Acorazada cruzaran los Pirineos en un

supuesto conflicto bélico en Europa. Sin embargo, reconoció que harían un papel extraordinario en la

defensa del territorio español, dada la situación estratégica de la Península Ibérica. El jefe de la Brunete y

algunos miembros de su estado mayor admitieron que no se habían hecho estudios en caso contrario y que

las zonas donde desarrollan habitualmente sus ejercicios se adaptan a la propia situación geográfica del

territorio español.

La División Acorazada Brunete número 1 es la gran unidad fundamental de la maniobra táctica. Su

composición fija le garantiza personalidad y espíritu peculiares. Así, es escalón logístico y base para la

formación de grandes unidades superiores. Como gran unidad acorazada, es especialmente apta para la

acción ofensiva y para combatir en ambiente nuclear. Es potente, flexible y rápida y posee una gran

capacidad de fuego y una gran protección por el blindaje, al estar constituida en su mayor parte por

unidades de carros.

Cambios tras el 23-F

Los principales mandos de la dirección de la Brunete son hombres que han accedido a estos puestos

después de los sucesos del pasado 23-F, en los que estaba previsto, según el plan de los golpistas, la

intervención anticonstitucional de esta unidad. El nuevo coronel de estado mayor de la Brunete es Rafael

Casas de la Vega, que sustituyó en el puesto al procesado coronel José Ignacio San Martín. Casas de la

Vega ha ocupado en los últimos años puestos de responsabilidad en el Cuartel General del Ejército y en

el tercio Don Juan de Austria de la Legión (Fuerteventura).

Actualmente, tanto el Estado Mayor del Ejército como los mandos de la División Acorazada están

interesados en presentar una imagen profesional de la unidad, imagen de alguna forma deteriorada ante la

opinión pública por los sucesos del 23 de febrero. El encuentro periodistas-plana mayor de la Brunete este

último fin de semana en Zaragoza ha sido un intento positivo en este sentido. Los periodistas han

convivido con la tropa y sus mandos y ha existido una total comunicación. El esfuerzo ha sido mayor y

los resultados óptimos. Esta ha sido la primera vez que los medios de comunicación han seguido las

incidencias de unas maniobras militares con total libertad de movimiento y acceso a los máximos

responsables de las unidades actuantes.

La División Acorazada está organizada de la siguiente forma: un cuartel general, una brigada de

infantería mecanizada y una brigada de infantería acorazada. Asimismo, posee un núcleo de tropas

divisionarias, compuesto por el Regimiento de Caballería Ligero Acorazado Villaviciosa 14, Regimiento

de Artillería de Campaña 11, Regimiento Mixto de Ingenieros 1, Grupo de Artillería Antiaérea Ligero 1,

Agrupación Logística 1, Compañía de Policía Militar 1 y Música Divisionaria. El personal lo integran un

general de división, tres de brigada, 99 jefes, 667 oficiales, 936 suboficiales, 234 especialistas y 12.202

soldados, que suman un total de 14.132 hombres. Cuenta también la División con 511 vehículos de

cadena, 1.466 con ruedas y 467 remolques.

El voluntariado

Uno de los principales problemas con que se enfrenta la Brunete estriba en el personal, concretamente en

la necesidad de cubrir plazas de conductores de carros, dentro de un voluntariado de cuatro años. Esta

circunstancia ha obligado a los mandos de la Brunete a iniciar campañas de captación de personal dentro

del voluntariado para cubrir las vacantes. Un portavoz del Cuartel General del Ejército manifestaba ayer a

EL PAIS que con estas convocatorias no sólo se pretende cubrir vacantes dentro del Ejército, sino

también contribuir a paliar el paro juvenil.

La División Acorazada Brunete número 1 realiza los ejercicios asignados a esta unidad dentro del plan

general de instrucción en el campo de tiro y maniobras de San Gregorio (Zaragoza), adonde se desplaza

en convoyes especiales de ferrocarril. Últimamente, un 60% de sus unidades participa en la operación

Coraza 81. La Brunete nunca ha participado con la totalidad de sus efectivos en unas maniobras militares.

 

< Volver