Domingo pacifista en Madrid. 
 Felipe González: "Aquí está la verdadera mayoría natural"     
 
 Diario 16.    16/11/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

DOMINGO PACIFISTA EN MADRID

16-noviembre-81/Diario 16

FELIPE GONZÁLEZ

>Aquí está la verdadera mayoría natural>

>Si el PSOE llega a gobernar, habrá referéndum sobre la OTAN>

Felipe González se dirigió a la multitud en nombre del mundo de la política y no como miembro del

PSOE. Tras explicar las amenazas que la carrera de armamentos supone para el mundo y recordar los

peligros que los golpistas representan para la convivencia en España, se refirió a los presentes como la

verdadera mayoría natural de nuestro país. Antes de que el líder socialista cerrase el acto intervinieron

Rafael Alberti, por el mundo de la cultura; Joaquín Ruiz-Giménez, por los cristianos, y una líder

feminista, por los movimientos ciudadanos convocantes.

Madrid — Felipe González se lanzó al ruedo en último lugar ayer en la concentración por la paz, el

desarme y la libertad, en plan europeo y casi casi ecologista. Ya había dicho que aquel acto estaba por

encima de intereses de partido y se preguntó qué dirían en Europa quienes concentran doscientas mil

personas por la paz en las grandes ciudades, ante aquella magnífica reunión de más del doble de

ciudadanos españoles.

Volvió a asumir la responsabilidad del referéndum para entrar o no en la OTAN, caso de que el PSOE

llegue al poder. Si lo había hecho ante los diputados en el debate de la OTAN del Congreso, ayer lo

volvió a repetir ante los cientos de miles de personas que le escucharon.

Un grupo de asistentes, entre doscientos y trescientos, que portaban insignias y banderas libertarias le

pitaron, pero los ochenta mil vatios de salida de la megafonía —la mayor potencia puesta en marcha para

un acto de estas características, según Guillermo Galeote anularon a los cenetistas.

Cohetes

Se refirió el líder del PSOE a los cohetes intercontinentales —«vengan del Este o el Oeste, nos da

igual»— que amenazan a las ciudades españolas y a la carrera armamentística en la que se hallaban

inmersas las naciones que, dominadas por unas minorías, pueden destruir el planeta.

Fue aclamada cuando se refirió a los niños, víctimas inocentes del horror de la guerra y tuvo un recuerdo

también para las amenazas que hoy se ciernen dentro de España contra la convivencia de los españoles,

en clara alusión a los golpistas. Criticó la invasión de Afganistán, pero también el intervencionismo en

países como El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Cuba, y se refirió a los presentes como la auténtica

representación de la mayoría natural en España.

Antes de que el líder socialista tomase la palabra en representación del mundo de la política, Felipe

González había declarado a DIARIO 16 que la familia no podía sentirse atacada por aquel acto pues era

una concentración ciudadana en la que todos querían la paz.

Militares

En los mismos términos se refirió a este periódico Santiago Carrillo quién además aseguró que

estaba convencido de que había militares entre los manifestantes puestos que ellos también aman la

paz.

Joaquín Ruiz-Giménez, en representación de las comunidades cristianas habló de paz y de derechos

humanos, aunque advirtió al principio que no era el momento de los discursos políticos sino de que poetas

y artistas cantasen a la paz.

Referéndum

Dijo que el derecho a la vida era el principal de los derechos humanos y aseguró que las quinientas mil

firmas pidiendo un referéndum para entrar o no en la OTAN se habían materializado en aquel acto.

Rafael Alberti, por el mundo de la cultura, entrelazó los versos en los que contrapuso términos como

bomba de neutrones, muerte y "desolación con los de paz, libertad y vida.

Con anterioridad, una líder de los movimientos ciudadanos convocantes se dirigió a los presentes

reiterando los llamamientos a la paz y criticando al Gobierno de UCD que pretende introducirnos en una

dinámica bélica.

Elena Flores, coordinadora de Internacional del PSOE, a preguntas de DIARIO 16 sobre por qué faltaba

en el lema de la convocatoria una alusión directa a la OTAN, explicó que se trataba de lograr objetivos

más amplios y en conexión con el movimiento por la paz que está en auge en Europa.

«Pero ahí están las pancartas y las pegatinas contra la OTAN», dijo Elena Flores, quien coincidió en su

argumentación con el experto en temas militares del PSOE Luis Solana. El diputado por Segovia se

preguntó por qué no se había sumado la UCD a una manifestación sobre la paz, el desarme y la libertad.

 

< Volver