Con el apoyo del Centro Democrático. 
 Carrillo acepta que Suárez se presente a las elecciones     
 
 Diario 16.    24/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Con el apoyo del Centro Democrático

Carrillo acepta que Suárez se presente a las elecciones

MADRID, 24 (D16). - Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista de España, acepta que

el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, presente su candidatura en las próximas elecciones con el

apoyo del Centro Democrático.

Así lo manifestó el líder comunista en el curso de la reunión que ayer celebró la "comisión de los diez" de

la oposición, según dijeron a D16 fuentes bien informadas. "No sólo no soy anti Suárez sino pro Suárez",

confesó el secretario general del PCE.

Carrillo dijo además que no ponía reparos a la idea de que Suárez continúe siendo presidente del

Gobierno tras las elecciones.

Capacidad democrática

Según las fuentes consultadas por D16, Santiago Carrillo añadió que había valorado las condiciones de

posibles "candidatos" a la Presidencia del Gobierno y que, en principio, optaba por la continuidad de

Adolfo Suárez, que - dijo - "ha demostrado su capacidad democrática".

Estas manifestaciones, realizadas en presencia de los demás representantes de la oposición que negocian

con Suárez, las hizo Carrillo con la preocupación por las posibilidades electorales de la coalición

franquista Alianza Electoral, revelaron también a D16 las fuentes citadas.

Freno a los de siempre

Según Santiago Carrillo, con un criterio compartido por otras fuerzas de oposición, Adolfo Suárez sería

un posible freno al continuismo de estas fuerzas dominadoras durante cuarenta años, apoyado en el

Centro Democrático que, para el dirigente comunista, también ha dado pruebas de garantía democrática.

Al parecer, la cuestión fue suscitada en el seno de la "comisión de los diez" por Joaquín Satrústegui, líder

de Alianza Liberal, que también se mostró a favor de la presencia competidora de Suárez en las

elecciones.

Raúl Morodo, de acuerdo con la versión de las fuentes citadas, no opuso reparos a la participación del

presidente del Gobierno, aunque consideró el hecho como un problema del centro y no de la izquierda.

(Más información, en página 9.)

 

< Volver