Autor: Saiz, José Ramón. 
 Tras la legalización del Partido Comunista. 
 Inminente convocatoria de elecciones     
 
 Pueblo.    11/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Tras la legalización del Partido Comunista

INMINENTE CONVOCATORIA DE ELECCIONES

MADRID. (PUEBLO, por José Ramón SAIZ.)—La legalización del Partido Comunista de España,

acordada el pasado sábado, sorprendió en los medios políticos, ya que no se esperaba que el Ejecutivo

abordara tal problema en la distensión política de la Semana Santa. Sin embargo, el presidente Suárez,

que ha permanecido todos estos dias en La Moncloa, ha actuado sigilosamente y con todos los resortes

prácticamente en su mano, decidió la legalización del P. C. E. Con esta medida, la actualidad política

recobra su ritmo, cuando todo parece indicar que el Consejo de Ministros del viernes aprobará un decreto-

ley convocando elecciones generales. La fecha de la cita electoral, según todos los medios consultados,

será la del 15 de junio, miércoles.

Según nuestras noticias, los titulares de Gobernación y Justicia tienen en su poder un borrador del decreto

de convocatoria de elecciones, que en las próximas horas presentarán al jefe del Gobierno para que sea

debatido en la reunión del Gabinete del próximo viernes. Si tenemos en cuenta que la normativa electoral

establece que la convocatoria deberá publicarse al menos con cincuenta y cinco dias de antelación y el

próximo Consejo se celebra el viernes día 15, por lo que el decreto aparecerá en el "Boletín Oficial» del

lunes 18 los comicios podrían celebrase el domingo 12 de junio. Sin embargo, parece decisión

gubernamental el que las elecciones no se celebren en día festivo, lo que hace muy probable que se fije un

día de la semana del 13 al 20 de junio. Los observadores políticos y fuentes muy allegadas a esferas

oficiales insisten en que la cita electoral tendrá lugar el 15 de junio. Veintiún día antes habría comenzado

la campaña electoral y se habrá efectuado la proclamación oficial de candidatos.

Parece también probable que esta misma semana se acuerde la legalización del Partido Carlista, mientras

sigue la incógnita en relación con otros partidos situados a la izquierda del P. C. E. En este sentido, las

fuentes consultadas insisten en lo dicho anteriormente, es decir, que aquellos partidos que proclamen

entre sus principios la «dictadura del proletariado» no serán legalizados. Lo que parece cierto es que el

trámite para la legalización de estos partidos será mayor y durará, al parecer, un tiempo, ya que es muy

posible que los expedientes sean enviados a la Sala de lo Penal para analizar los posibles inicios de delito

que pudiera darse.

Si el resultado de la investigación fuera positivo, inmediatamente el Gobierno acordaría su legalización.

Otros partidos que también pongan en cuestión la forma del Estado —como el partido republicano A. R.

D. E.— tendrán dificultades en el largo trámite para su posterior legalización.

En el caso de la legalización del P. C. E. habría que destacar que al darse el dictamen favorable del Fiscal

del Reino, oída la Junta de Fiscales Generales, esta operación evita que en el futuro se persiga de oficio al

Partido Comunista por sospechas de intencionalidad criminal; es decir, el Gobierno ha resuelto su error de

enviar el «dossier» del P. C. a la Sala IV del Tribunal Supremo.

 

< Volver