Autor: López Rodríguez, Florentino (NEGRÍN). 
 Notas del día. 
 Política y ejército     
 
 Pueblo.    14/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

NOTAS DEL DIA

POLITICA Y EJERCITO

LOS acuerdos del Consejo Superior del Ejército hay que inscribirlos en la línea de la más alta

responsabilidad patriótica. No hay en el Ejército otras miras ni otros intereses que los que afectan

sustantivamente al bienestar de España. En modo alguno confunde la natural refriega política de una

sociedad libre, que es asunto a elucidar por la propia sociedad, con los valores superiores que configuran

la esencia misma de la Patria, de, cuya garantía responde la institución castrense. Los intereses o

conveniencias, o concepciones políticas de grupos o parcelas sociales son, naturalmente, respetables,

pero, en definitiva, parciales. El Ejército, como la Corona, están por encima de los partidismos: están con

la nación en peso. Los partidos tienen que buscar su apoyo en la espontaneidad de la sociedad, que lo

concede por mayoría a plazo fijo, hasta nueva consulta. Recabar respaldos partidarios en tan altas y, por

su propia naturaleza, arbitrales instancias sería menoscabarlas y dislocarlas. En resolución,

desnaturalizarlas y, por ello mismo, degradarlas. Entendemos que los acuerdos adoptados por el Ejército

están a la altura de su misión y de su insobornable responsabilidad. La pugna de los partidos es otra cosa.

Que la ventilen entre ellos.

EL Centro Democrático vive horas decisivas. La reunión de hoy, en el despacho del señor Ruiz-Giménez,

podría resultar crucial. La responsabilidad de los hombres que se reúnen hoy no se agota en sí mismos, ni

en sus partidos, sino que es de tal calibre que trasciende toda suerte de personalismos y grupos, ya que

afectaría a la creación de la democracia y, en última instancia, a la estabilidad del país. Nada menos. Tal y

como están las cosas en España, no ofrecer una opción sólida, seria, compacta, de centro, seria una

gravísima responsabilidad histórica. Las palabras del señor Alvarez de Miranda, en la presentación del

Partido Demócrata Cristiano, no han podido ser más realistas y sensatas. Es necesario, ahora, que el

Equipo Demócrata Cristiano también se adhiera al centro, resultando, así, una gran alianza de zona

templada entre liberales, cristianodemócratas y socialdemócratas. Si eso se lograra, la estabilidad

pluralista constituiría un hecho.

El señor Alvarez de Miranda negó que la operación centro fuera una operación del señor Suárez. Queda

admitido. Pero mi opinión es que si a Suárez se le ofreciera el liderazgo, el prestigio, el crédito y la

popularidad del presidente harían del centro la fuerza nucleadora del nuevo Régimen. En política, lo que

no sea eficacia no es política. Estamos en la hora decisiva.

NEGRIN

 

< Volver