Aunque las presiones derechistas continúan. 
 Suárez controla la grave crisis política     
 
 Diario 16.    14/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

INFORMACIÓN GENERAL

Aunque las presiones derechistas continúan Suárez controla la grave crisis política

MADRID, 14 (D16). —La grave tensión política provocada por la dimisión del ministro de Marina,

almirante Gabriel Pita da Veiga, ante la legalización del Partido Comunista de España (PCE) remitió ayer

considerablemente, aunque fuentes informadas sostenían que las presiones derechistas y ultraderechistas

cerca de medios de la Armada se mantienen.

El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, consiguió limitar los efectos de la crisis y su extensión

deteniendo supuestas nuevas dimisiones militares a alto nivel y en el mundo político oficial podía

observarse ayer un ambiente de tranquilidad.

Otra dimisión, no obstante, se produjo ayer, la del almirante Enrique Amador Franco, de sesenta y seis

años de edad, subsecretario de la Marina Mercante, "por las mismas razones" aducidas por el ministro de

Marina.

La segunda dimisión, mejor asimilada

Pero así como la dimisión del almirante Pita da Veiga causó un gran revuelo político y una tensión que

llegó a preocupar seriamente a los medios políticos, la del almirante Amador Franco fue asimilada ayer

con normalidad.

Sin embargo, las impresiones de normalidad no se traducen en situaciones de optimismo todavía por la

existencia de presiones reaccionarias sobre medios de la Marina.

A la hora de cerrar esta edición no había sido confirmada oficialmente la dimisión del ministro de Marina,

que ayer se intentó no fuera efectiva. Pero las gestiones que se realizan para el nombramiento de un nuevo

ministro son una confirmación, cuando menos oficiosa, de la marcha del último ministro de un Gobierno

de Franco que todavía continuaba en el poder.

Dificultades para encontrar sustituto

Fuentes oficiales dijeron anoche que el nombramiento del nuevo ministro de Marina podría ser inminente,

pero otras versiones se referían a grandes dificultades para encontrar en este momento al hombre que

pueda sustituir al ministro dimisionario, que habrá de pertenecer á los altos cuadros de la Armada.

El desarrollo de las consultas para el nombramiento del nuevo ministro comenzó ya. Y relacionado con

ello se suponen las entrevistas mantenidas por Suárez ayer en la Moncloa con el vicepresidente primero

del Gobierno, teniente general Manuel Gutiérrez Mellado, con quien mantiene un contacto continuo en

estos momentos. Suárez recibió también al ministro de la Gobernación, Rodolfo Martín Villa, y al

secretario general del Gobierno, Ignacio García López.

Mientras tanto, el ministro dimisionario desarrolló una jornada de trabajo normal.

Un nombre: almirante

A poco de conocerse la dimisión del almirante Pita da Veiga los rumores comenzaron a señalar dos

nombres como candidatos a ministro de Marina: el del almirante Carlos Buhlgas García, Jefe del Estado

Mayor de la Armada y el almirante González Aller y Valseiro, sesenta y siete años, actualmente en

situación de disponible. El nombre del contralmirante Ángel Liberal Lucini también fue barajado por

algunos rumores.

Medios oficiales dijeron a D16 que se intentará que el nuevo ministro de Marina asista el viernes al

Consejo de Ministros de la Moncloa.

Esta posibilidad no podía afirmarse anoche con total seguridad.

"Producto de la imaginación"

Un despacho de Logos afirmó ayer que en medios allegados al Ministerio del Aire fue calificada como

"producto de la imaginación de algún periodista" la posible dimisión del titular del Departamento,

teniente general Carlos Franco Iribarnegaray.

El rumor de esta dimisión, desmentido ayer, fue publicado por el diario "El Alcázar", órgano de la

Confederación Nacional de Combatientes, dentro de un texto insertado en primera página, al que se le

atribuyó una fuerte intencionalidad política.

El otro ministro militar, el del Ejército, teniente general Félix Alvarez Arenas, acudió a su despacho

oficial con normalidad.

Noticias de tranquilidad

Las agencias de noticias transmitieron ayer despachos que comunicaban la situación de tranquilidad en

las unidades de la Marina. En concreto, se informó que la normalidad era absoluta en la zona marítima del

Cantábrico y en la zona marítima del Estrecho.

Por otra parte, los capitanes generales que asistieron el martes a la sesión del Consejo Superior del

Ejército regresaron a sus respectivos destinos sin permanecer en Madrid, en contra de lo que afirmaban

algunos rumores pronto desmentidos.

(Imagen) Suárez-Gutiérrez Mellado: entrevistas continuas.

Cáliz

 

< Volver