Los asesinatos de Paracuellos no fueron obras de elementos incontrolados     
 
   25/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Los asesinatos de Paracuellos no fueron obra de elementos incontrolados

MADRID. (Logos.)—Los hechos le Paracuellos contradicen las declaraciones que hiciera a la revista

´Guadiana" Santiago Carrillo. Del contexto de sus palabras se llega a pensar que lo de Paracuellos fue un

hecho aislado, ocurrido el 7 de noviembre de 1936, según se expone en una carta firmada por Julio A.

Villacañas Berenguer y que publica el semanario en su último número.

Asimismo, escribe el señor Villacañas, el señor Carrillo parece decir que los asesinatos de Paracuellos

fueron obra de elementos incontrolados sobre los detenidos de la cárcel Modelo, especialmente militares,

cuando el convoy en que se pretendía trasladarlos a Valencia fue interceptado.

La realidad, según la carta de Julio A. Villacañas, es otra: lo de Paracuellos no fue un hecho aislado, sino

un conjunto de acciones planeadas metódicamente y llevadas a cabo en varios días.

El señor Villacañas afirma que mientras el señor Carrillo no aporte pruebas más convincentes le seguirá

considerando responsable de lo que acaeció a aquellos miles de presos políticos en las cárceles

madrileñas, entre los que se encontraban abogados, periodistas, médicos, ingenieros, sacerdotes...

 

< Volver