Autor: Sanz, Beneded. 
   El miedo de Muñoz Seca     
 
 Pueblo.    12/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL MIEDO DE MUÑOZ SECA

—Yo vine del Puerto de Santa María a Madrid—les dijo Muñoz Seca a Jos milicianos—más

pobre que vosotros. Con cien pesetas que mi santa madre me cosió al forro del chaleco.

Después ya sabéis lo que he hecho: trabajar, escribir, divertiros a todos. Con vosotros no estoy

ni estaré jamás. Soy católico y soy monárquico.

Su voz se exaltaba por momentos hasta entrar en el terreno de lo irascible.

¡Has terminado, Muñoz Seca le dijo con ironía uno de los del Comité.

Cuando salió al pasillo, donde sus compañeros le aguardaban, Pedro, sonriente y sereno, dijo:

—¡Vaya, me he equivocado! Hace poco les dije a los milicianos: «Me podéis quitar la familia;

mis bienes, ganados con mi trabajo; la vida; pero hay una cosa que no me podéis quitar: ¡el

miedo que tengo!». ¡Pues me he equivocado, señores! ¡Qué gente más hábil! ¡También me han

quitado el miedo!

El 28 de noviembre, a ¡as doce del día, con espléndido sol otoñal, abrazado al superior de los

Padres Agustinos de El Escorial, murió asesinado en el paramo de Paracuellos del Jarama.

SANZ BENEDED, en «A B C»

 

< Volver