Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
 ABC en Bruselas. 
 «Estoy dispuesto a dialogar con el Rey», dice Santiago Carrillo  :   
 «Vivo en Madrid desde hace algunos meses y estoy en París a la espera de mi pasaporte», añade. 
 ABC.    07/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ABC. MARTES 7 DE SEPTIEMBRE DE 1976. P

ABC EN BRUSELAS

«ESTOY DISPUESTO A DIALOGAR CON EL REY». DICE SANTIAGO CARRILLO

«Vivo en Madrid desde hace algunos meses y estoy en París a la espera de mi pasaporte»,

añade

Bruselas, 6. (Crónica de nuestro corresponsal, por teléfono.) «Estoy dispuesto a dialogar con el

Rey Juan Carlos, si hiciera falta. Vivo en Madrid desde hace algunos meses y me encuentro

ahora en París a la espera de mi pasaporte. He mantenido contactos oficiosos con

representantes de la Administración española, dentro y fuera de España.» Asi se expresaba el

secretario general del Partido Comunista Español, Santiago Carrillo, en el curso de una

entrevista que fue transmitida ayer en directo por la emisora France Inter, en el curso de su

edición informativa de la una de la tarde.

Carrillo conversó durante cerca de veinte minutos con el presentador del programa, quien

obtuvo una primera reacción del líder comunista sobre la «cumbre» de la oposición democrática,

celebrada el sábado en Madrid, y de la que dicho programa difundió una información optimista

sobre las posibilidades de negociación entre el Gobierno del presidente Suárez y la oposición.

«La información de France Presse sobre el resultado de la "cumbre" de Madrid es

tendenciosa», puntualizó Carrillo, quien insistió, a lo largo del programa, en la necesidad de la

puesta en marcha de un proceso constituyente por un Gobierno en el que participarían las

fuerzas de la oposición. «Urge la ruptura negociado», declaró.

VIVE EN MADRIDPosteriormente, el líder comunista señaló que vive en Madrid desde el mes

de enero, en la ilegalidad, y que espera recibir su pasaporte de manos de las autoridades

españolas. "Me quedarré algún tiempo en París a ver si me quieren dar el pasaporte; si no,

volveré a Madrid de la misma manera que lo hice otras veces. Precisamente, se anunciaron en

la capital española medidas especiales para impedir que entrara en el país el mismo día que yo

abandonaba España con dirección a Francia.»

«¿No teme oue le olviden?», preguntó el presentador. «Precisamente, negándome el pasaporte

y la legalidad al P. C. E., el Gobierno nos hace la mejor propaganda. Soy el hombre más citado

en la Prensa española en el curso de los últimos meses.»

En relación con el diálogo Gobiernooposición, Carrillo dijo: «Yo he participado en la preparación

de la "cumbre" de la oposición en Madrid: creo que los resultados son buenos. Yo estoy

dispuesto a negociar con el Gobierno y con el Rey Juan Carlos si hiciera falta, pero,

naturalmente, con ciertas condiciones.» A partir de aquí discurrió un diálogo especial entre el

presentador y el entrevistado que quedó más o menos de esta manera:

—¿Ha mantenido conversaciones oficiosas con el Gobierno español?

—Prefiero no responder a esta pregunta.

—Confirmado directamente, dijo el entrevistador.

—Como usted quiera, respondió Carrillo.

—¿Con miembros del Gobierno, en España o fuera de España? dijo el entrevista dor.

Respuesta de Carrillo: «No, con miembros del Gobierno, no. Fueron conversaciones oficiosas

con delegados suyos o hombres de la Administración, dentro y fuera de España.»

El líder comunista añadió después que aceptaría la Monarquía de Don Juan Carlos si ésta fuese

la decisión del pueblo español y siempre y cuando fuese una Monarquía constitucional; criticó a

las autoridades francesas por la próxima visita del Rey a Francia; insistió en que sus relaciones

eon la 17. R. S. S. son malas. («Un hermano mío, que es traductor en la U. R. S. S., está muy

enfermo, y no quiero visitarlo para evitar que se le dé a este viaje un sentido

político», añadió).

PASIONARIA Y CARRILLO.—Por otra parte, el diario belga «Le Soír» publica una crónica de

su corresponsal en Madrid, en la que el periodista se hace eco de rumores sobre posibles

divergencias ideológicas en el seno del Partido Comunista Español. A juicio del corresponsal.

Carrillo y Sartrorius podrían encabezar hoy día el ala eurocomunista del P. C. E.. mientras que

la Pasionaria y Camacho estarían de parte de la tendencia prosoviética de dicho partido. Pablo

SEBASTIAN

 

< Volver