Según fuentes fidedignas. 
 De momento, no habrá pasaporte para Carrillo ni para La Pasionaria  :   
 Sin embargo, parece que el secretario del P. C. E. acaba de estar en Madrid clandestinamente. 
 Informaciones.    13/08/1976.  Páginas: 2. Párrafos: 161. 

SEGUN FUENTES FIDEDIGNAS

De momento, no habrá pasaporte para Carrillo ni para La Pasionaria

SIN EMBARGO, PARECE QUE EL SECRETARIO DEL P.C.E. ACABA DE ESTAR EN MADRID

CLANDESTINAMENTE

MADRID, 13 (INFORMACIONES)

DON Santiago Carrillo, secretario del Partido Comunista de España, acaba de estar en Madrid, según

rumores muy extendidos en círculos políticos madrileños y no desmentidos expresamente por fuerzas

próximas al P. C. De acuerdo con estas noticias, el señor Carrillo puede haber abandonado ya España. Se

desconoce, por el momento, con quién se ha entrevistado el secretario general del P. C. E., aunque en

algunos medios se indica que celebró una reunión en un barrio del extrarradio madrileño.

Esta nueva entrada clandestina de don Santiago Carrillo en España —caso de ser cierta— viene a

coincidir con noticias procedentes de fuentes dignas de crédito de que, al menos por ahora, no se les

concederá el pasaporte ni al señor Carrillo ni a La Pasionaria. Es más, al parecer, se ha enviado una

circular a todas las Comisarías de las aduanas fronterizas para que si llegan cualquiera de los dos, sean

devueltos a su lugar de origen, sin permitírseles la entrada en España.

En el domicilio parisiense del señor Carrillo afirma que éste, junto con su familia, se halla fuera de París

"de vacaciones", aunque en Francia, y que no regresará hasta finales de mes.

De otro lado, en determinados medios se afirma que el fulminante cese del anterior embajador español en

París, señor Lojendio, a quien el señor Carrillo había solicitado personalmente el pasaporte, estaría

relacionado con el tema. En efecto, aunque parece que el traslado del señor Lojendio a Madrid estaba

previsto desde hace meses, su entrevista con don Santiago Carrillo pudo haber acelerado su sustitución,

que, en principio, debía haberse realizado en la persona del ex ministro don Adolfo Martín Gamero, que

convalece de una operación. Tal vez por ello, el nombramiento recayó en el marqués de Nerva. Fuentes

próximas al Ministerio de Asuntos Exteriores desmienten, no obstante (ver INFORMACIONES del día

11), alta versión, y aseguran que la entrevista con el secretarlo general del P.C.E.. no tuvo nada que ver en

el cese del señor Lojendio.

REACCIONES NEGATIVAS A LAS DECLARACIONES DE LA PASIONARIA

Mientras tanto, las declaraciones de «La Pasionaria» han sentado muy mal a los partidos de la oposición

democrática española.

Cinco organizaciones políticas se han mostrado en desacuerdo con las declaraciones de la presidenta del

Partido Comunista Español, doña Dolores Ibarruri, «la Pasionaria», concedidas en Moscú al corresponsal

del diario francés «L´Humanité». Considera la anciana dirigente del partido que los comunistas

«representan hoy la fuerza esencial de la oposición, la gran fuerza capaz de agruparla y de impulsar el

desarrollo democrático español».

«La Pasionaria», en sus declaraciones a «L´Humanité», no mencionaba a otros grupos de la oposición

española. Únicamente dice que «mientras que otros se instalaron, de alguna manera, en sus cuarteles de

invierno, el Partido Comunista fue el único que se opuso constantemente» al régimen de Franco.

La agencia Cifra ha solicitado la opinión sobre las mismas a diferentes grupos políticos españoles,

quienes se expresan en los siguientes términos:

0 Don Ovidio Salcedo, vicepresidente del P.S.O.E. (histórico): «Lo que quieren los comunistas es

colaborar con el Gobierno, y para conseguirlo están dispuestos a dar todo lo que les pidan. Las

declaraciones de «La Pasionaria" pueden calificarse de pretexto para llamar la atención del Gobierno. El

Partido Comunista, lejos de ser un partido de auténtica oposición de clase obrera, se está convirtiendo en

un partido de apoyo a posiciones derechistas.»

• Un portavoz del Partido Socialista Popular: «Desde fuera de España, la perspectiva de los hechos

cambia. La exagerada potenciación del Partido Comunista no se corresponde con el actual proceso

político.»

• Don Felipe González, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (renovado): «Si la

afirmación se corresponde con la declaración hecha por Dolores Ibárruri, ésta ha perdido la dimensión de

la realidad política española. Creo que el Partido Comunista no es, ni puede ser, la fuerza esencial de la

oposición, sobre todo en momentos de transición. No me parece tolerable que hable de los «demás» como

retirados a sus cuarteles de invierno durante los años de la dictadura. Sobre todo si la afirmación se hace

desde Moscú, donde debe haber tantos y tan buenos cuarteles de este tipo.»

• La Secretaría de Prensa de la Federación Popular Democrática (Gil-Robles): «La Federación

Popular Democrática hace constar que las últimas encuestas realizadas a nivel nacional parecen demostrar

que en ningún modo, el Partido Comunista puede aglutinar a la mayoría del pueblo español, puesto que a

la Democracia cristiana y a otros partidos de la oposición se le otorgan posibles votos en cuantía muy

superior a la del Partido Comunista.»

• Don Joaquín Satrústegul, del partido Unión Monárquica Liberal: «Si Dolores Ibárruri ha declarado

realmente en Moscú al corresponsal de "L´Humanité" lo que transmite la agencia Efe desde Paria, pienso

que delira. En los primeros Parlamentos de la segunda República, los comunistas no tuvieron más que

uno o dos diputados, y predicaban la dictadura del proletariado. En el último Parlamento llegaron a tener

dieciséis, pero por los votos socialistas mediante el pacto del Frente Popular. Cuando se produjo la guerra

civil, los comunistas dominaron el campo republicano no por los votos, sino a través del apoyo militar

soviético, pagado, por cierto, con el oro del Banco de España.

Por estar en el otro bando, no lo vi, pero son los republicanos liberales y socialistas los que han escrito

abundantemente acerca de la dictadura comunista. El coronel Casado y don Julián Besteiro lograron

echarles de Madrid.

Estos son los hechos, a los que hay que añadir otro: durante casi cuarenta años se les hizo la propaganda a

base del «slogan» «Franco o comunismo". Según parece, "La Pasionaria" se ha creído que ya toca su hora

y, además, que su partido es la gran fuerza para "impulsar el desarrollo democrático español". Y esto lo

dice, según la agencia Efe, desde la "liberal" Moscú, después de pasarse la vida abogando por la dictadura

del proletariado

Conozco bastantes abogados pertenecientes al Partido Comunista, con cuya amistad puramente personal y

profesional me honro, que han sido mucho menos perseguidos que mis amigos políticos y yo.»

 

< Volver