Autor: Pelayo, Antonio. 
   Camacho reconoce que no todos los del PCE son eurocomunistas     
 
 Ya.    12/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Camacho reconoce que no todos los del PCE son eurocomunistas

PARÍS

(De nuestro corresponsal, Antonio Pelayo.)

"Le Quotidien de París", diario independiente de izquierdas, ha publicado con e] título "Sinfonía

española" una serie de cuatro reportajes políticos escritos, justo es decirlo, con ejemplar objetividad.

Philippe Marcovici es su autor. Como complemento a los artículos, una serie de entrevistas.

Hemos hecho ya referencia a la de don Manuel Fraga. Ahora le toca el turno a don Marcelino Camacho,

secretario general de CC. OO. y miembro del Comité Central del PCE. Tema candente: el

eurocomunismo y la tormenta suscitada por la jupiterina condenación del Kremlin, de quien—se decía—

el señor Camacho sería uno de los valedores en España. Vean lo que afirma el líder comunista: "Nuestra

condenación por el "santo oficio" moscovita no ha hecho más que estrechar los lazos entre nosotros. El

Kremlin se "ha equivocado; ha logrado justamente lo contrario. Los comunistas españoles no deseamos

romper con nadie. Pero si alguien rompe con nosotros..., tanto peor. Nada impedirá continuar en la

defensa con uñas y dientes de nuestra independencia, nuestra linea política, nuestra interpretación del

marxismo. Que lo sepa todo el mundo, tanto en Moscú como en otros sitios: la política del Partido

Comunista Español se hará en Madrid, Bilbao, Barcelona.... en todos los lugares de España: nunca en un

país extranjero."

CAMACHO, "ORIGINAL"

El señor Camacho, sin embargo, admite que no todos los camaradas españoles piensan lo mismo. No los

cita; es lógico. Pero piensa que "todavía no han asimilado, no han comprendido nuestra línea política, que

es la de un socialismo en libertad. Pero tenemos confianza. Un día lo entenderán".

Sobre el futuro político de España, Marcelino Camacho opina que hay que encontrar soluciones originales

a nuestros problemas "sin darnos de bruces con un Pinochet a la vuelta de la esquina... y sin cartillas de

racionamiento".

 

< Volver