Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   La excomunión de Moscú     
 
 Informaciones.    25/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

La excomunión de Moscú

Por Abel HERNÁNDEZ

EN el momento justo, Moscú ha decretado la excomunión de don Santiago Carrillo, secretario general del

Partido Comunista de España. Él Kremlin ha puesto en marcha su feroz máquina de desprestigio contra la

experiencia eurocomunista del sur de Europa. Esta ofensiva no ha hecho más que empezar. El embajador

soviético en Madrid, señor Bogomolov —que ayer cumplimentó cortésmente al Rey—, tiene ya

instrucciones severas en la mesa de su despacho, que no son precisamente de cortesía hacia el señor

Carrillo.

El Kremlin ha esperado a ver el resultado de las elecciones españolas. Comprobado el relativo fracaso de

los eurocomunistas, ha intentado provocar el cisma interno en el P.C.E. Casualmente, hoy se reunía en

Madrid el Pleno del Comité central ampliado para hacer balance y estudiar la estrategia futura. Moscú

sabe que, a pesar de la férrea disciplina interna, en el seno del P.C.E. hay serias discrepancias internas. Lo

que han hecho las autoridades soviéticas es alentar el fuego de la discordia. El entusiasta viaje de

Camacho a Moscú y los encendidos elogios de "Pasionaria" al sistema soviético son algunos indicios

"olvidados" de que hay material combustible en la sede de Castelló. Doña Dolores fue acallada en sus

elogios a la U.R.S.S., tras sus primeros mítines, y el señor Camacho recibió insinuaciones de que cediera

su escaño parlamentario al señor Tamames. De cara a la galería, la armonía es completa.

Los hermanos del «eurocomunismo» europeo (italianos, franceses y belgas) han saltado inmediatamente

en defensa del excomulgado. Se convierten así en hermanos separados. Lo malo es que en Moscú no se

estila todavía el ecumenismo. De momento, el feroz ataque de «Tiempos Nuevos» y de la agencia Tass ha

favorecido la imagen interna del P.C.E. y ha venido a confirmar la tesis de su independencia nacional. A

la larga, todo dependerá del resultado de las municipales. Una cosa es cierta: los españoles han votado por

el cambio y quieren olvidar el pasado. Los rostros de Carrillo y «Pasionaria» lo recuerdan demasiado. ¿Se

ha debido a esto su fracaso electoral? Muchos temas para meditar en el Pleno del Comité central durante

este fin de semana.

INFORMACIONES

 

< Volver