El secretario general del PCE. 
 Prepara una guerra contra la U.R.S.S.     
 
 Diario 16.    24/06/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

El secretario general del PCE

Prepara una guerra contra la U.R.S.S.

BONN, 23 (Corresponsal D16).—El imperialista, antisoviético y reaccionario Carrillo desea preparar una

guerra contra la U.R.S.S. y otros países socialistas, escribió ayer la revista soviética "Nowoje Wremja"

(Tiempos Nuevos).

Las tesis defendidas en "Eurocomunismo y Estado" son, en opinión de los ideólogos soviéticos, de un

claro antisovietismo, representan una flagrante intromisión en los asuntos internos del Partido Comunista

de la U.R.S.S., y, más aún, una ofensa al pueblo (...).

Se trata de la primera reacción oficial de Moscú a las corrientes eurocomunistas. La circunstancia de que

sea precisamente el dirigente español quien haya dado motivo a tan violento comentario hace pensar en

una toma de posición ante las diferencias de opinión que se enfrentan en el seno del PCE, si bien no se

hace mención directa a vales cuestiones.

Favorece el imperialismo

El punto central de las críticas de "Nowoje Wremja" es una condena total del "Eurocomunismo´´ que

representa un "distanciamiento" del marxismo-lenininismo: "No queda duda, alguna de que la

interpretación de Carrillo tan sólo concuerda con los intereses del imperialismo, las fuerzas agresoras y la

reacción; es evidente que Carrillo sirve a tales fuerzas para dividir el comunismo internacional, tal como

persiguen las fuerzas reaccionarias e imperialistas."

Especialmente en Europa, la "locura" del "eurocomunismo", la absurda pretensión de que existe un "tipo

especial"´ de comunismo no puede llevar más que "a la idea de una división del movimiento comunista

europeo, idea que anida en el corazón de Carrillo".

Para la citada revista no hay más comunismo que el de Marx, Lenin y Engels. No hay más vía que el

internacionalismo proletario y, en cualquier caso, bajo su amparo y dirección "espiritual".

Responsabilidades

Mientras Moscú fulmina la versión occidental de1 comunismo, muchos recuerdan la discusión sostenida

por Azcárate con politólogos alemanes hace ya cierto tiempo. Después de analizar detenidamente las tesis

"eurocomunistas", los especialistas germanos se preguntaron, y le preguntaron:

—Si esto es así, ¿por qué es usted comunista y no socialista?

—Por la misma razón —contestó Azcárate— que los socialistas no son comunistas.

Carrillo es el único responsable, prosigue la revista, del enfriamiento de relaciones entre los partidos de la

U. R. S. S. y de España, toda vez que el PC soviético está "dispuesto a la amistad, cooperación y lucha en

común", pero el "gran antísovietismo" del secretario general del PCE impide la libre colaboración".

Profundo enemigo

Por último, "Nowoje Wremja" acusa al político español de perjudicar a la U. R. S. S. internacionalmente

con una "campaña de desprestigio": con su actitud sirve a los "enemigos de clase" y desea desacreditar el

"socialismo que ya existe", y especialmente a la Unión Soviética. Incluso llega a "afirmaciones

difamantes" y a "declaraciones monstruosas", al decir que Moscú es responsable de la carrera de

armamentos y persigue una política imperialista.

La visión internacional de Carrillo pretende crear una "plataforma antisoviética" al desear una Europa

libre unida sin contar con su postura favorable al ingreso de España en la OTAN, "cuyo principal objetivo

es preparar la guerra contra la U.R.S.S. y otros países socialistas".

El "profundo enemigo" de los "camaradas soviéticos", que ha llegado a tener la osadía de recomendarles

un cambio de sistema, está en realidad entrometiéndose en asuntos que no son de su incumbencia.

Los alemanes, cautos

Curiosamente, el DKP, partido comunista alemán, profundamente ligado a Moscú, al ver que llueven

truenos, no ha querido ni siquiera asomarse a la polémica, amparado por el paraguas de la fidelidad a

Moscú, y se ha limitado a recalcar su alejamiento de la discusión y su "eficiente y efectiva solidaridad con

el PCE´´ a la hora de preparar la campaña electoral en España.

 

< Volver