Autor: Muñiz, José Luis. 
   Los comunistas italianos intentan atenuar la polémica Carrillo-Moscú     
 
 Informaciones.    27/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Los comunistas italianos intentan atenuar la polémica CarrilloMoscú

ROMA, 27 (INFORMACIONES, por José Luis Muñís).

DENTRO de lo, actitud cautelosa que el Partido Comunista Italiano ha adoptado en la polémica entre el

Partido Comunista Español y la Unión Soviética, cabe destacar algunas frases del discurso que ayer

pronunció Giancarlo Pajetta, responsable de la política internacional del partido, en un mitin que tuvo

lugar en Cerdeña. «Se está haciendo mucho ruido durante estos días —declaró— con el asunto de las

polémicas y las divergencias entre los partidos comunistas. Nuestra posición es clara y conocida. Somos

favorables a la discusión, al debate, y creemos que debe impulsarse la búsqueda de soluciones para

aquellos problemas que no pueden ser resueltos con las fórmulas del pasado. Cuando nos declaramos

contrarios a los anatemas —agrego—, cuando rechazamos expresiones de condena que sustituyen el

análisis y la argumentación, no lo hacemos por simples cuestiones lingüísticas.»

Pajetta, que durante su discurso no nombró nunca al secretario del Partido Comunista de España, Santiago

Carrillo, ni hizo referencia alguna al artículo de la revista soviética .Tiempos Nuevos», dijo también,

«dado que tratamos de comprender la diversidad de los demás, queremos que los demás reconozcan

nuestra propia diversidad».

Según los más atentos observadores de la política del Partido Comunista Italiano, la estrategia que éste ha

puesto en práctica con respecto al debate que se ha abierto entre el Partido Comunista de España y el

Partido Comunista de la Unión Soviética, consiste en no identificarse con la línea de los comunistas

españoles más que algunos puntos —europeísmo, defensa de la autonomía de los partidos— y en intentar

atenuar la polémica. Antonio Rubbi, vicerresponsable de la sección internacional del Partido Comunista

italiana, declaró el viernes pasado que «la función de los comunistas italianos no es aliarse con un partido

contra otro» y que no consideraban que el artículo de la revista soviética contra el libro de Santiago

Carrillo fuese «una advertencia para el Partido Comunista italiano». Aparte de estas declaraciones de la

nota que apareció el viernes pasado en el órgano oficial del partido, «L´Unitá», no ha habido reacciones

oficiales. Comentaristas italianos de tendencia conservadora sostienen que, estando así las cosas, la

actitud de los comunistas italianos favorece más al Partido Comunista de la Unión Soviética que al

Partido Comunista de España.

El dirigente comunista italiano Pajetta presidirá una declaración de su partido que saldrá hacia Moscú

pasado mañana para entrevistarse con Zagladin y otras autoridades del Partido Comunista de la Unión

Soviética. Se supone que uno de los temas de conversación será el ataque de la revista «Tiempos Nuevos»

a Santiago Carrillo, y la réplica del Partido Comunista español.

 

< Volver