Autor: Ramírez, Eulogio. 
   Innecesario el socialismo     
 
 El Alcázar.    19/09/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

INNECESARIO EL SOCIALISMO

EN "Eurocomunismo y Estado" —y es la base de toda la argumentación de tal libro

justificativo del "eurocomunismo"— admite Carrillo que España se ha desarrollado. Y, por

eso, el socialismo indicado para ella, el más eficaz en España, es el socialismo denominado

"eurocomunismo".

Todo el "eurocomunismo", "nacional-comunismo" o "neocomunismo" (literalmente coincidente

con los socialismos de Felipe González y de Enrique Tierno), se basa en la convicción de que,

para los países ya desarrollados, como lo son España, Italia, Francia, el Japón, etc., la vía

hacia el socialismo, camino del comunismo, ha de ser diferente de la utilizada por el marxismo

en países subdesarrollados, como Rusia, China, etc.

Aparte la cuestión de si Rusia es ya o no es un país que, por subdesarrollado, seguiría

necesitando el socialismo leninista-estalinista —diga lo que diga Elleinstein, Stalin no hizo sino

proseguir la dialéctica iniciada por Lenin—, incluso sí fuese cierto lo que opina Carrillo, sería

menester afirmar que en esto no es original. Los comunistas siempre han afirmado que la

democracia liberal, burguesa o parlamentaria —que Lenin calificaba de verdadera dictadura de

la burguesía—, ha de aceptarse como vía o mediación hacia la democracia socialista

(llámesele popular, llámesele socialismo democrático, llámesele socialismo en libertad,

llámesele dictadura del proletariado, que lo de menos es la denominación).

Pero una verdad se les escapa a Carrillo y a sus secuaces: la de que un país subdesarrollado y

desmantelado, como lo era la España de 1.939, no ha necesitado en absoluto del marxismo

(socialista ni comunista) para desarrollarse. Y que, para desarrollarse España, ha sido

beneficioso o conveniente reprimir el marxismo (el PSOE, el P.S.P. y el P.C.).

Ello autoriza a pensar que, para seguir desarrollándose económica, social, cultural y

políticamente, España no necesita del PSOE, del P.S.P. ni del P.C.E., antes al contrario,

estorban para ello en España, como en los países en donde impera en exclusiva el marxismo,

donde la masa de la población continúa subdesarrollada en todos los campos, a pesar del

Estado socialista que las rige.

Podría pretender Carrillo que, en un país desarrollado, como España, es necesario el marxismo

eurocomunista para conseguir la igualdad mediante la justicia. Pero es evidente que tampoco

se consigue tal igualdad en virtud del marxismo; como es obvio que la igualdad produce el

estancamiento y no el progreso, debido a la muerte de la iniciativa privada.

Eulogio RAMÍREZ

 

< Volver