El proyecto de Constitución del Partido Comunista  :   
 No señala la forma de estado y mantiene el sistema bicameral. 
 Ya.    02/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El proyecto de Constitución del Partido Comunista

No señala la forma de Estado y mantiene el sistema bicameral

Parece ser que cada partido político está elaborando su proyecto de Constitución. Así, e1 Partido

Comunista. En su proyecto no menciona la forma de Estado; la organización de éste se inspirará, entre

otros, en la soberanía popular a través del sufragio universal; su funcionamiento será bajo la legalidad

constitucional y democrático; ejercicio de los derechos políticos, económicos y sociales del pueblo; el

reconocimiento de la formación de diversas nacionalidades y regiones mediante el correspondiente

estatuto autonómico.

LOS ORGANOS DEL ESTADO

Los órganos del Estado deberán adecuar sus funciones y actuación a los derechos y libertades que

establezca la Constitución, cuya suspensión sólo podrá ser acordada por las Cortes por tiempo limitado.

Se proponen dos tipos de estatutos de autonomías, uno para las nacionalidades y otro para las regiones.

En otros aspectos, se señala, entre las competencias del Jefe del Estado, la de nombrar Jefe del Gobierno

de acuerdo con la correlación de los partidos dentro de las Cortes, y que podrá promulgar leyes sin

derecho de veto ni suspensión. Se defiende el sistema bicameral de Congreso y Senado. Se proclaman los

derechos de libertad de expresión e información, con la prohibición de la censura previa, y el derecho de

rectificación, así como la constitucionalización de los medios públicos de información; también se

proclaman los derechos de reunión, asociación y manifestación.

LAS CÁMARAS Y EL PODER JUDICIAL

El Congreso representará a todos los ciudadanos, y el Senado, a las nacionalidades y regiones, y dichas

Cámaras encarnarán la plena potestad legislativa; se responsabiliza al Gobierno ante ellas, pero podía

dictar decretos-leyes dentro de los límites que la Constitución prevea, decretos-leyes que serán sometidos

a las Cortes.

El poder judicial será independiente; no habrá jurisdicciones especiales, excepto la militar, y aquél creará

jurados y su propia policía. Un consejo superior de la Magistratura, elegido democráticamente por los

jueces, será competente para el nombramiento y cese de los jueces y para la aplicación de su estatuto.

Señala también la separación de la Iglesia y del Estado, con el reconocimiento del principio de libertad

religiosa y la posible cooperación estatal al mantenimiento económico de la Iglesia. Se propugna la

eliminación de las bases extranjeras en territorio nacional, la cooperación pacífica con todos los pueblos y

la intervención de las Cortes para autorizar la ratificación de tratados internacionales. Puntualiza también

que no se exigirá referéndum ni disolución de las Cortes, ya que el control constitucional dependerá de un

Tribunal Constitucional.

Finalmente, establece la disolución de las Cortes actuales, después de elaborar la Constitución, pues

considera carente de sentido que continúe la legislatura por espacio de cuatro años.

 

< Volver