Proyecto de la Constitución del PCE. 
 No alude a la forma de Estado  :   
 El Gobierno responderá ante el Parlamento. 
 Pueblo.    01/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Proyecto de Constitución del PCE

NO ALUDE A LA FORMA DE ESTADO

El Gobierno responderá ante el Parlamento

MADRID. (PUEBLO.)— El Partido Comunista ha dado a conocer un proyecto de acuerdo

constitucional, en el que se definen los grandes principios de la organización del Estado. En dicho

proyecto, que difunde la agencia Europa Press, no se hace alusión a la forma de Estado, y se reconoce el

derecho a la propiedad. En él se dice que el Gobierno ha de ser responsable ante el Parlamento. Sobre las

funciones del jefe del Estado, el PCE mantiene la tesis de que éste «no puede considerarse un poder

moderador con competencias propias en orden a regular el Gobierno del Estado. Representará al Estado

en aquellas funciones internas e internacionales que sean propias de su competencia en un Estado

democrático». El jefe del Estado nombrará al jefe de Gobierno de acuerdo con la correlación de partidos

en el Parlamento. El Gobierno someterá su programa al Parlamento y deberá recibir de éste el voto de

investidura en el plazo de quince días. El jefe del Estado —según la proposición del Partido Comunista de

España— habrá de someter todos sus actos, sin excepción, al refrendo del Gobierno y promulgará las

leyes sin derecho de veto o suspensión.

El PCE mantiene que el Parlamento —que habrá de controlar al Gobierno— deberá mantener la forma

bicameral. La segunda Cámara representaría a las nacionalidades y regiones. La Constitución regulará las

relaciones entre ambas Cámaras.

GOBIERNO

El Gobierno es responsable ante el Par1amento, quien le otorga y deniega la confianza. Responderá

colectiva e individualmente de la dirección de la política general y de sus actos concretos ante las

Cámaras.

La potestad reglamentaria del Gobierno se ejercerá en el marco de las leyes. Dentro de los límites

previstos en la Constitución, el Gobierno podrá adoptar decretos-leyes, que serán sometidos al Parlamento

en un plazo máximo de dos meses, pasado el cual éste los convertirá en leyes o los dejará sin efectos.

PODER JUDICIAL

El poder judicial será independiente. No existirán jurisdicciones especiales, a excepción de la militar, que

limitará su competencia a los delitos cometidos por los militares en el ejercicio de sus funciones. En

materia penal se establecerá el sistema de jurados.

El poder judicial dispondrá de su propia Policía. Los jueces forman un cuerpo único y se rigen por un

estatuto aprobado por el Parlamento. Son inamovibles y no podrán ser suspendidos ni cesados en sus

funciones salvo en los casos previstos por la ley. Un Consejo Superior de la Magistratura, elegido

democráticamente por sus jueces, será competente para el nombramiento y cese de los jueces, así como

para la aplicación del estatuto.

NACIONALIDADES Y REGIONES

En el proyecto del PCE se aborda el problema regional en base a una declaración general que reconoce el

derecho al autogobierno, reconocimiento de nacionalidades y regiones y estatutos de autonomía que

posibiliten el paso al federalismo. Se establecerán constitucionalmente dos ti pos de estatutos: uno, para

nacionalidades, y otro, para regiones.

En otro orden de cosas, el PCE propone la disolución de las Cortes al término de su obra constitucional y

dice que «carece de sentido que la legislatura se prolongue cuatro años, por cuanto a que la Constitución

democratizará el régimen electoral, que regulará las elecciones y la nueva composición de las Cortes,

Queda abierta la cuestión —dice el PCE— de sí la Constitución deberá ser sometida o no a referéndum,

tal como lo exige la actual ley para la Reforma Política.

El PCE propone un estatuto de derechos y libertades fundamentales que garantice las libertades públicas y

derechos políticos mediante los instrumentos jurídicos más adecuados. En él se prevé la abolición de la.

pena de muerte y la prohibición de la tortura física y psicológica. Nadie podrá ser condenado sino por

sentencia firme y nadie podrá ser detenido sin que se especifiquen los motivos de su detención. Habrá

derecho de «habeas corpus».

Se declara la inviolabilidad de domicilio, derecho a la intimidad personal, libertades de expresión e

información, de conciencia, religión y culto, de reunión y asociación y libre circulación.

Enseñanza voluntaria de la religión en la escuela pública y reconocimiento de los idiomas del Estado,

derecho a la libertad sindical y, en general, todo tipo de derechos que atañen a personas e instituciones

sociales, quedan regulados en el proyecto del PCE.

 

< Volver