Según el secretario general del PCE en Asturias. 
 «No pedimos la dimisión de Dolores»     
 
 Arriba.    12/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Según el secretario general del PCE en Asturias

«NO PEDIMOS LA DIMISIÓN DE DOLORES»

(De nuestra Redacción, por Consuelo Sánchez Vicenete.)Sorprendió que el Comité Regional del Partido

Comunista de Asturias hubiese esperado justo el ingreso en la UVI del Clínico de «Pasionaria» para pedir

su dimisión (ver ARRIBA, 10 de septiembre). Según las noticias, la decisión del Comité Asturiano había

sido adoptada por 30 votos a favor y cuatro abstenciones. Y entre las abstenciones, la de Horacio

Fernández Iguanzo, secretario general del PC asturiano y posible sustituto de Dolores en las Cortes.

—¿A usted, señor Fernández Iguanzo, que le parece tal decisión?

—Mire, señorita, es totalmente falso que el Comité del PC de Asturias haya pedido la dimisión de

Dolores. Yo soy el secretario general aquí y, como tal, puedo asegurarle que todo eso es mentira.

Nosotros hicimos una rueda de Prensa con los Informadores locales para decírselo, pero, hasta ahora, yo

no he visto ningún desmentido. No he visto ni una sola noticia que, con seguridad, demuestre la falsedad

de esa absurda «dimisión» de Dolores que nosotros hemos «votado».

—¿La Prensa asturiana se ha inventado la información?

—Creo que ha retorcido la información, que le ha dado la vuelta. Lo único que hay de cierto, lo único que

nosotros hicimos, fue redactar una carta en la que se analizaba la situación política de Asturias y el papel

que nuestros parlamentarios habían jugado en las Cortes desde que fueron elegidos. No se pide ninguna

dimisión de nadie, ni mucho menos se dimite a nadie. Sencillamente se dan opiniones sobre situaciones y

actuaciones.

—¿Y qué pasa con las votaciones a que se refieren las noticias?

—Son unas votaciones normales para aprobar o rechazar el contenido de esa carta. Nada más. Hubo 30

votos a favor de su aprobación y cuatro abstenciones. La mía se produjo porque yo no estaba de acuerdo

con la forma de la carta. Pero la dimisión de Dolores (que, de haberse pedido, no seria dimisión, si no

cese) no se sometió a votación. No se cuestionó. En primer lugar es algo que no está en nuestro ánimo y

que además, caso de que estuviese, no tenemos ninguna autoridad para decidirlo. La candidatura de

Dolares por Asturias fue aprobada en una conferencia de todo el partido. Un Comité Regional no puede

anular o variar la decisión de una conferencia nacional.

«Sólo opinamos sobre situaciones y actuaciones acerca del papel de nuestros diputados en las Cortes»

El algo de cabreo en la voz ha cesado. Durante toda la conversación se percibía un poco de resquemor, de

ese resquemor que da la lejanía, la falta de eco de algo que se pretende aclarar. Pero, en este caso, la

aclaración era menos brillante, menos sensacional que el equívoco. Vientos corren que dicen que Dolores

tiene ya demasiados años para subir y bajar las escaleras del hemiciclo. Lo más probable es que el relevo

llegue cualquier día, porque la edad no perdona, porque los años van haciendo difícil hasta algo tan

sencillo como subir una escalera.

Dolores Ibárruri, dada de alta

MADRID. (De nuestra Redacción.)—La presidente del Partido Comunista de España, Dolores Ibárruri

abandonó a primera hora de ayer mañana el Hospital Clínico, donde se encontraba internada desde el

pasado día 5, para serle colocado un marcapasos interno y corregir unas alteraciones del ritmo cardíaco.

Dolores Ibárruri abandonó la clínica acompañada por miembros de la ejecutiva del Partido Comunista, y

por su secretaria Irene Falcón. La Pasionaria fue llevada a su domicilio de Madrid. En breves días

regresará de nuevo al Hospital Clínico para serle retirados los puntos de sutura.

Como se recordará, Dolores Ibárruri fue ingresada en el Hospital Clínico el día 5 por la tarde. Ese mismo

día le fue colocado un marcapasos provisional y al día siguiente, por la mañana, fue sometida a una nueva

intervención quirúrgica para serle implantado un marcapasos interno. El sábado abandonó la unidad de

vigilancia intensiva del centro médico.

 

< Volver