Autor: Domingo, Oriol. 
 Desmentidos los rumores de crisis en el PSUC. 
 López Raimundo no dimite     
 
 Ya.    02/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

2IX77

DESMENTIDOS LOS RUMORES DE CRISIS EN EL PSUC

López Raimundo no dimite

Los rumores nacieron de las claras divergencias en el PSUC sobre las negociaciones GobiernoTarradellas

• Para los parlamentarios catalanes la negociación está cayendo en un pozo sin fondo • Raventós se

entrevistó ayer en París con el presidente de la Generalitat

BARCELONA

(De nuestro corresponsal Oriol Domingo.)

"No hay crisis en el PSUC ni López Raimundo VA a dimitir en el Comité Central de mañana", dijo ayer a

este diario uno de los veinte miembros del comité ejecutivo del partido de los comunistas de Catalunya.

Otro dirigente, no del ejecutivo, puntualizó que "hay divergencias, como en todos los partidos

democráticos, pero siempre se sigue la línea de la mayoría".

Los rumores de crisis han circulado en los últimos días entre algunos sectores del PSUC en los que se

quisiera avanzar la dimisión como secretario general de López Raimundo, dimisión que ya es bien sabido

que quería presentar el actual secretario general en el próximo congreso y primero no clandestino, puesto

que el PSUC fue fundado una semana después del inicio de la guerra civil con la fusión de cuatro partidos

socialistas y su primer congreso no tuvo lugar hasta la clandestinidad de la posguerra en los años

cincuenta. En el próximo congreso, a fines de octubre, López Raimundo será nombrado presidente del

PSUC. Le sucederá con toda seguridad en el cargo de secretario general el doctor Antoni Gutiérrez,

pasando a ser el número dos del partido el también diputado Jordi Solé Tura.

Los rumores de dimisión han nacido a partir de claras divergencias en el PSUC sobre las negociaciones

del Gobierno con Tarradallas. Las divergencias han estado vivas también en los partidos socialistas

catalanes, tanto en el PSC de Raventós como en el PSOE de Triginer, y se agudizan en la actual crisis por

la destitución del senador Benet por parte de Tarradellas. Ayer estuvo .Múgica Herzog, del ejecutivo del

PSOE, en una reunión del ejecutivo del PSOE catalán en Barcelona, y el domingo pasado, el Consell

General del PSC celebró su reunión bimensual. En ambas reuniones ha salido fortalecida la postura de

apoyo a las negociaciones de Tarradellas con el Gobierno, pero un "apoyo crítico" por haber sido

marginada la coalición Socialistas de Catalunya, vencedora con el 58 por 100 de votos en las pasadas

elecciones, del protagonismo en la negociación.

En la reunión de mañana y pasado del comité central, del PSUC, se espera un gran debate: hay sectores

que en principio son minoritarios, que consideran desacartada la línea de apoyo total a la negociación

seguida hasta ahora por el ejecutivo del PSUC bajo el impulso de López Raimundo, un aragonés de

nacimiento considerado de la línea más catalanista del PSUC y buen amigo de Tarradellas, a pesar de

divergencias políticas que siempre les han separado.

El sector en principio minoritario, se pronunciaría por una crítica explícita al abandono que tanto el

Gobierno como Tarradellas están realizando de los parlamentarios y especialmente de los dos primeros

electoralmente en número de votos en Cataluña, socialistas y comunistas (18 por 100 de votos). La otra

línea bajo López Raimundo, considera que el único modo de no hacer fracasar las negociaciones es

apuntalar bien a Tarradellas para que no caiga en la órbita de tan sólo la UCD y otros centristas. Esta

reflexión cae dentro del análisis de que nada puede hacerse ante el "descaro del Gobierno en prescindir de

los parlamentarios para negociar la autonomía. Más vale tener autonomía con Tarradellas que nada,

formula esta línea.

TARRADELLAS NO REPONE A BENET

El problema de las divisiones dentro de los partidos es, sin embargo, secundario en relación con la grave

crisis política que vive Cataluña "Que se arregle el conflicto Tarradellas-Benet no depende tanto de los

parlamentarios como de que el Gobierno haga una mejor contraoferta para el restablecimiento de la

Generalitat , nos decía ayer un dirigente socialista. La negociación está cayendo en un nuevo callejón sin

salida, según se piensa entre parlamentarios, agravada, además por el conflicto Tarradellas-Benet. En una

clara afirmación de la hegemonía de los parlamentarios, la comisión negociadora se negó ayer a

entrevistarse con Tarradellas para demostrarle que no tiene poderes para destituir a un parlamentario

nombrado por la Asamblea de los 63 Parlamentarios de Catalunya Raventós se entrevistó con Tarradellas

en la residencia del presidente de la Generalitat en Saint Martin-le-Beau, sin que el presidente quisiera

revocar su orden de destitución del senador Benet. "La situación es muy grave" decía ayer noche un

parlamentario. Hoy llega Raventós a Barcelona y podría quizás formular a los parlamentarios una

propuesta intermedia para solucionar el conflicto.

 

< Volver