Dolores Ibarruri podrá abandonar mañana la clínica     
 
 Informaciones.    07/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DOLORES IBARRURI PODRA ABANDONAR MAÑANA LA CLÍNICA

MADRID, 7 (INFORMACIONES).

DOÑA Dolores Ibárruri abandonará hoy la Unidad de Vigilancia Intensiva para ser trasladada a una

habitación normal del Hospital Clínico, donde se encuentra internada desde el pasado lunes. Según han

informado los doctores que la atienden, «Pasionaria» podrá trasladarse a su casa mañana o pasado

mañana.

Tras la segunda operación que le fue practicada ayer, y en la que según ya hemos informado se le instaló

un «marcapasos» definitivo, se hizo público un parte médico, firmado por el jefe de la U.V.I. del Hospital

Clínico, doctor Elio, en el que se resumían los pormenores de la operación y se calificaba su actual estado

de «satisfactorio». Se puntualizaba igualmente que en la operación sufrida —que algunos doctores han

calificado de «bastante dolorosa»—, le fue aplicada a la enferma únicamente anestesia local. Se calcula

que doña Dolores Ibárruri podrá reanudar su vida normal dentro de unos quince días.

El secretario general del P.C.E., don Santiago Carrillo, hizo ayer una visita de unos diez minutos de

duración a Dolores Ibárruri, manifestando posteriormente a los periodistas que la había encontrado muy

animada. El señor Carrillo explicó a los periodistas que el estado de salud de la presidenta del P.C.E.

había sido el motivo por el que ésta no había tenido mayor contacto con la Prensa desde su regreso a

España: «La emoción del retorno —afirmó Carrillo— y el encuentro con sus antiguos camaradas ha

contribuido a descompensar su corazón todavía más.» El secretario general del P.C.E. afirmó que había

estado bromeando con «Pasionaria» sobre el «marcapasos» y que ésta al enterarse de su duración afirmó:

«Catorce años más que seguiré dando guerra», sugiriendo a Santiago Carrillo la posibilidad de utilizarlo

también si le iba bien a ella misma; Carrillo puso de manifiesto que la presidenta del P.C.E. se encontraba

muy a gusto, rodeada de una atmósfera de gran simpatía, y que, pese o no estar acostumbrada a las

instituciones médicas españolas se había mostrado muy satisfecha.

ROSAS DE LA EMBAJADA SOVIÉTICA

Según se ha informado a los periodistas, el ingreso de Dolores Ibárruri en el Hospital Clínico, le fue

comunicado ayer al rector de la Universidad de Madrid, don Ángel Vian Ortuño, quien ha pedido que la

enferma sea considerada huésped de honor de la Universidad, lo que «Pasionaria» ha agradecido.

Ayer, la Embajada de la Unión Soviética en Madrid envió a Dolores Ibárruri un gran ramo de rosas rojas.

INFORMACIONES

7 de septiembre de 1977

 

< Volver