Autor: Martínez, Francisco. 
 Rafael Alberti dimite como diputado comunista en las Cortes. 
 "Le cedo el puesto a un lider campesino"     
 
 Pueblo.    09/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Rafael Alberti dimite como diputado comunista en las Cortes

"LE CEDO EL PUESTO A UN LÍDER CAMPESINO"

MADRID. (PUEBLO, por Francisco MARTÍNEZ.)

Si hubieran salido otros dos diputados comunistas por Cádiz, hubiera continuado como representante en

el Congreso. Pero habiendo triunfado yo únicamente, y existiendo junto a mí aquellos otros candidatos

experimentados en la lucha dentro de España durante los años peligrosos de la dictadura, le cedo el puesto

al segundo de la lista, que es un líder campensino muy popular en Cádiz, Francisco Cabral Oliveros. De

los tres mil votantes que componen el censo electoral de su pueblo, Trebujena, dos mil cincuenta y cuatro

dieron su voto al Partido Comunista de España en las elecciones del 15 de junio. De esta forma manifiesta

su decisión de dimitir Rafael Alberti, como diputado del Partido Comunista por Cádiz. Su dimisión la

presentó ayer mañana, a través de una carta dirigida a la opinión pública. Por su parte, el PCE ha

declarado que este cambio estaba previsto.

El poeta Rafael Alberti expresa en la carta de renuncia a su cargo en las Cortes que cuando el PCE, recién

legalizado, me llamó a Roma, preguntándome si aceptaría la candidatura a diputado por Cádiz, acepté

enseguida, con toda ilusión y entusiasmo, convencido de que, después de casi cuarenta años de destierro,

era la única y mejor manera de ayudar al pueblo español andaluz en el nuevo camino de la democracia.

Durante los veintiún días que duró la campaña electoral, maravillosa, emocionante, por los puertos de la

bahía y por los pueblos gaditanos del interior, sentí de cerca los vehementes problemas del pueblo

andaluz, olvidado e impulsado por la miseria a emigrar en busca de trabajo a otras tierras de España o

países extranjeros.

Rafael Alberti expresa en la carta que se apresura a aclarar que esta decisión es simplemente personal, no

sugerida por nadie. Francisco Cabral Olivares es presidente, durante veinticinco años, de la Unión de

Trabajadores del Campo de la provincia de Cádiz. Organizador de asambleas, de actos clandestinos.

Vicepresidente en 1970, por votación popular, de la Asociación de Padres y colaborador de la escuela de

Trebujena, después de haber sido encarcelado y desposeído de todos sus cargos legales. Un militante

templado y a prueba en sus muchos años de lucha —dice Alberti—, a quien corresponde sustituirme en

las Cortes, convencido de que todos aquellos que me votaron no quedarán defraudados con este cambio.

Cabral Oliveros ha encabezado constantemente el movimiento obrero de los viticultores del marco de

Jerez y ha dirigido las delegaciones obreras que, desde 1965, han venido negociando los convenios

colectivos con los latifundistas de la zona.

En cuanto a mí —dice Alberti—, un poeta exiliado durante tanto tiempo de su Patria, pido a ese

apasionado y valeroso pueblo andaluz que comprenda y acepte esta voluntaria decisión, concediéndome

la libertad necesaria para continuar mi obra poética de poeta en la calle, que es más eficaz manera de

ayudarlo, y pueda así caminar más que nunca a su lado en los grandes años, que se avecinan llenos de

alegría, de esperanza, de entera fe en el futuro de España, de Andalucía y de Cádiz.

9 de septiembre de 1977 PUEBLO

 

< Volver