Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Se multiplica por cuatro el número de militantes del P.S.U.C.     
 
 Informaciones.    01/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Se multiplica por cuatro el numero de militantes del P.S.U.C.

Por Enrique SOPENSA

BARCELONA, 31.

EFECTIVAMENTE, hay problemas de concepción política y estos días están aflorando; sin embargo, no

parece que exista riesgo alguno de escisiones. Cuando esta noche López Raimundo ha hecho referencia a

tales problemas y ha manifestado que quienes pudieran estar interesados en dividir al partido debían saber

que con él no contarán; todos los congresistas, de uno y otro signo, han acogido estas palabras con una

cerrada ovación que ha durado exactamente siete minutos», manifestaron anoche a INFORMACIONES

fuentes fidedignas, próximas al P.S.U.C. (comunistas de Cataluña), consultadas sobre las sesiones del

cuarto congreso de este partido que se está teniendo estos días en Barcelona.

En el seno del P.S.U.C. —que ha pasado de 10.000 a 40.000 militantes en pocos meses— existen dos

líneas, a veces encontradas. Una, históricat o dura; otra, impulsada por los más convencidos defensores

del eurocomunismo. Ambas posturas, no obstante, pueden haber encontrado un punto de equilibrio para

que, por encima de los debates internos, el partido siga exhibiendo su creciente poderío organizativo y

disciplinado. Al congreso asisten 1.217 delegados, contando los 77 miembros del antiguo comité central y

otros 100 invitados con voz, pero sin voto. Representan 1.140 delegados, según fuentes oficiales, la

voluntad de la membresía o «base», lo que se presenta como un serio esfuerzo de democratización que

trata de ahuyentar el viejo fantasma del dirigismo.

RADIOGRAFÍA SOCIAL

De los delegados, 970 son hombres (85,8 por 100) y 170 mujeres (14,2 por 100). El promedio de edad de

los hombres es de 33,5 años y de 29,5 el de las mujeres. En cuanto al tiempo de militancia, los datos son

los siguientes: 7,7 años por término medio para los hombres y 6,4 años para las mujeres.

Por lo que respecta a su extracción social, las cifras dicen: 352 delegados son obreros industriales, 247

técnicos y administrativos, 18 campesinos, 39 trabajadores autónomos, 37 empleados de comercio, 203

profesionales e intelectuales, 36 estudiantes, 13 empresarios y 195 «varios».

El IV Congreso del P.S.U.C. (partido fundado en 1936), primero que se celebra legalmente, comenzó el

sábado por la mañana. En la primera destacó el informe del Comité central saliente leído por su secretario

general, don Gregorio López Raimundo.

INFORME

Este informe político hace hincapié en las tesis más conocidas de los eurocomunistas y señala que «la

política de reconciliación y de pacto para la libertad que nos marcamos (...) se está cumpliendo en lo

fundamental», aunque reconoce que «los cambios no se están produciendo exactamente como habíamos

previsto». El informe valora muy positivamente el retorno del presidente de la Generalidad y lo atribuye a

la Unión de Centro Democrático, alarmada por los resultados del 15 de junio.

Añade que «el P.S.U.C. defenderá con toda decisión el respeto a la voluntad popular y, al mismo tiempo,

el mantenimiento de la unidad y la colaboración de todos los partidos con representación parlamentaria».

Al respecto, el informe subraya la necesidad de una colaboración más estrecha entré este partido, los

socialistas de Cataluña y el conglomerado que capitanean los señores Trías Fargas y Pujol, «orientada a

imprimir una dirección progresista a la política unitaria catalana», muy conveniente para las próximas

elecciones municipales.

Tras puntualizar que la Generalidad ha de conducirse democráticamente, con protagonismo de la

Asamblea de Parlamentarlos, el P.S.U.C. propugna obviamente un Gobierno de concentración, tanto para

España como, en particular, para la Generalidad. Respecto a la Monarquía, el informe revela que será

aceptada por los comunistas, en la medida «que la Constitución sea auténticamente democrática y

garantice plenamente el ejercicio de la soberanía popular, es decir, que los pueblos de España puedan

decidir su futuro libremente».

Como es lógico el partido comunista catalán se muestra satisfecho «por las conversaciones de la

Moncloa, cuyos acuerdos recogen no pocas medidas que van al encuentro de las que reivindicamos los

comunistas antes, durante y después de la campaña electoral».

El papel de los sindicatos —afirma el texto— «no puede limitarse, como bajo la dictadura, a la defensa de

las reivindicaciones salariales de los trabajadores, sino que ha de incluir una acción decidida y resuelta

para promover una determinada política económica y de desarrollo, acorde con los intereses de todos los

asalariados y con los del país en general».

Es prácticamente seguro que don Gregorio López Raimundo ocupará la presidencia del partido, vacante

desde hace varios años, mientras don Antoni Gutiérrez Díaz será promovido a secretario general.

 

< Volver