Autor: Barbero, David. 
   Profundo malestar en el P.C. de Euskadi     
 
 Informaciones.    01/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Profundo malestar en el P.C. de Euskadi

EL INFORME POLÍTICO FUE APROBADO CON TRES VOTOS EN CONTRA Y 73

ABSTENCIONES

Por David BARBERO

BILBAO, 31.

EL Partido Comunista de Euskadi, que está celebrando su tercer congreso en los locales de la Universidad

de Bilbao, ha entrado en la sesión de esta mañana a deliberar el segundo de los temas importantes,

dedicado a la discusión y aprobación de unos nuevos Estatutos, con los que el Partido Comunista de

Euskadi se convertirá en un partido autónomo y con personalidad diferente del P.C. de España. A los

Estatutos que han sido elaborados por el Comité Ejecutivo se han presentado numerosas enmiendas y su

discusión que ha comenzado esta mañana se prolongará durante toda la jornada de hoy y también durante

la sesión de mañana por la mañana, precediéndose posteriormente a la elección del nuevo Comité

Ejecutivo.

Se espera la renovación de gran parte de sus miembros, sustituyendo al secretario general, don Ramón

Ormazábal, por el joven médico bilbaíno don Roberto Lerchundi.

El congreso, que comenzó sus sesiones el pasado sábado, se inició con la lectura por, parte del secretario

general del informe político. En 43 folios este informe analiza el período transcurrido desde el último

congreso del P.C. de Euskadi hasta ahora, examinando la línea política en las circunstancias en que ha

tenido que vivir el P.C. de Euskadi durante estos últimos tres años, especialmente después de la apertura

democrática y después de su legalización. El tema más importante que se analiza en el informe es el de

las autonomías y el de la política de este partido respecto al actual proceso de autonomía en el País Vasco,

para lo cual se propone la conversión del partido en un partido nacional de Euskadi. En cuanto a la nueva

organización del Estado español, se hace hincapié en la necesidad de establecer regímenes autonómicos y

que éstos vayan respaldados en la misma Constitución.

Asimismo en el informe se hacen determinadas autocríticas del partido, asegurando que el P.C. de

Euskadi ha mantenido una línea excesivamente rígida sobre la problemática nacional del País Vasco, lo

que le ha impedido penetrar en el entramado social vasco y ha tenido una escasa radicación entre las

masas. Sin embargo, el informe insiste en su condena de la violencia y alude expresamente a la postura

que los comunistas vascos han tomado reiteradamente al condenar las acciones violentas y terroristas de

la organización E.T.A.

Durante la sesión de ayer intervino en el congreso don Santiago Carrillo, como secretario general del

Partido Comunista de España, en el que actualmente está integrado el P.C. de Euskadi. En su

intervención, Carrillo insistió en que en un congreso no se soluciona nada, sino que la solución debe venir

del trabajo diario, insistiendo posteriormente en que el P.C. de Euskadi debe ser un partido

fundamentalmente nacional, aunque siga formando parte del Partido Comunista de España.

Posteriormente dijo que esta vinculación no debe escandalizar a nadie ni ser motivo de ser considerado

menos nacionalista.

Seguidamente, el secretario general del Partido Comunista de Euskadi, don Ramón Ormazábal, contestó a

las intervenciones que se habían hecho sobre el informe político presentado por él mismo, y aseguró que

algunas de las críticas que se habían realizado eran «intolerables», y dijo que algunos de los ponentes

habían realizado una «crítica desorbitada», aunque señaló que creía que el consenso general estaría en pro

de la aprobación de dicho informe. Efectivamente, cuando se llevó a cabo la votación, el informe

presentado fue aprobado con solamente tres votos en contra, pero con 73 abstenciones, lo que se ha

interpretado como un inusitado descontento dentro de las filas comunistas, que normalmente solían

aprobar los informes por unanimidad.

 

< Volver