Podría dimitir el senador del P.C.E. Wenceslao Roces. 
 Tensiones en el P.C.E. asturiano entre «historicos» y «jovenes»     
 
 Informaciones.    14/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

PODRÍA DIMITIR EL SENADOR DEL P.C.E. WENCESLAO ROCES

TENSIONES EN EL P.C.E. ASTURIANO ENTRE «HISTÓRICOS» Y «JÓVENES»

OVIEDO, 14 (INFORMACIONES) .—Anoche se reunió con carácter extraordinario el Comité Regional

del Partido Comunista de España, en Asturias, ante la situación creada dentro de este partido de

disidencia de algunos elementos jóvenes que, desde el Comité Provincial han lanzado una operación de

«desplazamiento» —dentro del respeto para sus personas— de los más veteranos del partido.

La disidencia con la línea de la dirección central del P.C.E., por parte del Comité Provincial de Asturias,

se hizo manifiesta con la petición de que «Pasionaria» abandonara su escaño en el Congreso. En la

votación del citado organismo se abstuvo don Horacio Fernández Inguanzo, uno de los «históricos» del

P.C.E. asturiano.

Posteriormente, don Santiago Carrillo —secretario general del P.C.E.—, influido, sin duda, por el señor

Fernández Inguanzo, declaró que es partidario de que «Pasionaria» continúe en su escaño como diputado.

Según fuentes cercanas a los «históricos» asturianos, es posible la intervención del secretario general en

este asunto, incluso con su presencia física en la capital asturiana los próximos días. Sin embargo, los

dirigentes regionales del P.C.E. mantienen un mutismo total en el tema, y sobre el Comité Regional

celebrado anoche, uno de los máximos responsables del P.C.E. ha manifestado que no se llegó a tratar la

posible dimisión de doña Dolores Ibárruri.

SIN CONFIRMAR LA DIMISIÓN DEL SENADOR DEL P.C.E. POR ASTURIAS

No se ha podido confirmar, por otra parte, la anunciada dimisión de don Wenceslao Roces, senador por

Asturias en la candidatura por un Senado Democrático, que había manifestado su deseo de instalarse en

Méjico, con lo que los responsables del P.C.E. le ofrecerán la alternativa de quedarse a residir en España

o el abandono de su escaño en el Senado.

La versión oficial es que no se sabe nada del señor Roces ni de su posible dimisión.

 

< Volver