Arrasaron papeletas del "sí". 
 Los fachas dieron la nota negra     
 
 Diario 16.    07/12/1978.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Arrasaron papeletas del sí

Los fachas dieron la nota «negra»

MADRID, 7 (D16 y agencias).La nota de color «negro» de la jornada de ayer fue

protagonizada por las fuerzas ultras partidarias del «no». Los ultras, en

diversos puntos de España, arrasaron las papeletas del «sí», amenazaron por

teléfono y quisieron comprar los «noes». Los extremistas del franquismo,

recordando viejos tiempos, quisieron vender los «noes». En un colegio del barrio

barcelonés de San Gervasio, interventores del Partido Socialista denunciaron a

algunas personas que ofrecían dinero a los electores para que votaran «no».

El fervor franquista del presidente de la mesa del colegio electoral situado en

la calle Pompéu Fabra (de la localidad barcelonesa de San Adrián del Besos),

llegó a no querer retirar el testamento del «caudillo y su efigie», que estaban

colgados encima de la mesa de las papeletas.

Con Franco a cuestas

Tras un momento de tensión, con un interventor socialista, las «reliquias»

desaparecieron. Un viejo campesino zamorano se presentó ante la urna con el

testamento de Franco y su retrato.

Jóvenes ultras -de Fuerza Nueva- arrasaron, en determinadas localidades de

Andalucía y Castilla las papeletas del «sí».

En establecimientos comerciales del rent.ro de Valladolid se registraron lla

madas anónimas amenazando a los empleados a que salieran a votar «no». La

primera denuncia ante la Junta electoral íue presentada conjuntamente por ÜCD,

PSOE y PCE contra el partido Unión Nacional Española (UNE), desligado de AP,

cuyo represen tante máximo es el diputado Gonzalo Fernández de la Mora.

Los dos policías armados de guardia junto a la mesa, quedaron sorprendidos

cuando una anciana de ochenta años levantó frente a ellos un brazo y gritó:

«Arriba España. Yo soy falangista de toda la vida, y por eso voto "sí"». Es una

de las anécdotas curiosas de una jornada electoral que discurrió en Valladolid

con entera normalidad.

En el colegio de La Salle de Burgos, por el contrario, faltaban las papeletas

del «no». La apertura de las urnas se retrasó veinte minutos por este motivo.

También fueron robadas las listas electorales.

Votos sin bomba

En un colegio de Puengilola, artificieros de la Policía desactivaron, a primeras

horas de la mañana, un artefacto de escasa potencia. En Santa Cruz de Tenerife,

algunos miembros de Solidaridad Canaria increparon al público que hacia cola

para votar. Los electores se volvieron contra los que les increpaban y les

obligaron a marcharse.

En el colegio electoral de Fernando el Católico, de Madrid, creyeron que sobres

de votantes, por correo, eran cartas bombas. Los artificieros de la Policía

observaron que estos sobres, que tenían un volumen anormal, únicamente contenían

papeletas de voto y una fotocopia del carnet de identidad del vo tante.

Más Información sobre el referéndum en cuadernillo central (págs. 13 a 20 y

última).

 

< Volver