Referéndum: Día D. Para mostrar su disconformidad. 
 Presidió la mesa vestido de payaso     
 
 Diario 16.    07/12/1978.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Para mostrar su disconformidad

Presidió la mesa vestido de payaso

MADRID, 7 (D16). - Los votantes de Chamberí, en el colegio Divina Pastora, se

quedaron ayer sorprendidos al comprobar, cuando acudían a la urna, que un payaso

presidia la mesa. Con mirada algo desconcertada depositaban su papeleta,

mientras miraban a hurtadillas al insólito personaje que, de forma amable y

estoica, cumplía la misión encomendada.

«En realidad todos hemos venido maquillados", conmento a D16 con aire resignado

Enrique Hernández, de veinticuatro años, quien, enfundado en su impecable frac

negro, cinta al cuello y sombrero, presidió durante las doce horas

correspondientes una de las mesas en García Morato, número 142.

«A mí todo esto de la Constitución y el referéndum me parece un montaje y mi

vestimenta es una forma de demostrarlo, ya que no podía evadir el requerimiento

oficial para estar aquí. He estado de viaje y por eso no he tenido tiempo de que

algún amigúete médico me firmara un certificado para justificar mi ausencia»

Todo es una anécdota

Enrique Hernández, a pesar de su indumentaria, explicó a D16 que sus aficiones

no giran en torno a las elecciones, sino a la música y el dibujo. Toca

instrumentos de viento en una banda musical de aficionados, «Yo no he votado

porque no quiero engañar a nadie. Por cierto, contar que no nos han dado de

comer y que hemos tenido que hacerlo por nuestra cuenta en un lugar cercano.»

¿Ha habido alguna anécdota? «La verdad es que todo lo que ha sucedido desde que

se abrió la urna es pura anécdota, sólo hay que ver la cara que ponen cuando me

miran.» Los compañeros de mesa estaban encantados por lo insólito del caso y,

sobre todo, porque repartió el exceso de su cuota como presidente con los

vocales. La Policía Municipal y el representante gubernativo en el colegio

electoral, explicaron a D16 que su comportamiento fue correcto en todo momento y

no deparó ningún disgusto.

Enrique, el payaso por un día, exclamó; «Es que en el fondo no soy malo del

todo.»

Se abrirá una investigación

El gobernador civil de la provincia no tomó ninguna medida sobre el caso del

«payaso», por entender que las funciones de orden público son responsabilidad de

las respectivas Juntas Electorales provinciales. En principio se dijo que había

sido dictada una orden de detención, sin que fuera confirmada.

Sin embargo, es probable que se realice algún tipo de investigación al respecto,

por si fuera objeto de responsabilidad su actitud.

 

< Volver