Autor: Caparrós, Francisco. 
 Referéndum: Día D. 
 Barcelona: Las mesas, sin agobios     
 
 Diario 16.    07/12/1978.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Barcelona: Las mesas, sin agobios

Francisco Caparros

BARCELONA, 7 (Corresponsal D16).—Más del 70 por 100 de los catalanes han

participado en el referéndum constitucional, según las primeras estimaciones

facilitadas a D16, poco después del cierre de los colegios electorales.

La Jornada transcurrió en la más absoluta calma, y sin que se apreciara casi en

la vida ciudadana la celebración del referéndum.

En Barcelona ciudad apenas si se produjeron aglomeraciones y, en cualquier caso

las mesas electorales no tuvieron agobios de trabajo. Sin embargo, en las zonas

periféricas hubo mayor concentración de votantes que en el centro.

De entre las cuatro provincias catalanas, ha sido en Tarragona donde se ha

producido la mayor participación, según estas primeras estimaciones aludidas con

anterioridad. Los cálculos iniciales cifran la participación entre el 73 y el 75

por 100 en esa provincia, mientras en Lérida, Gerona y Barcelona es ligeramente

superior al 70 por 100.

Piquetes ultraderechistas, que intimidaron en algunos puntos de Barcelona y sus

alrededores a quienes acudían a los colegios electorales. También aparecieron

papeletas —igual a las auténticas, pero de color rosado—, depositadas en

buzones, tratando de confundir a los electores y buscando posteriores

impugnaciones.

Mucha gente Joven

Una curiosa circunstancia, comentada al corresponsal de D16 por miembros de

algunas mesas electorales, ha sido la mayoritaria presencia de gente joven que,

evidentemente, acudía a votar por primera vez.

Por su parte, los líderes políticos votaron todos por la mañana, principalmente

a primera hora y hasta las doce del mediodía, hora en que votó —por primera vez

en los últimos cuarenta años— el presidente de la Generalitat provisional, Josep

Tarradellas. El último en acudir a votar fue el diputado de CDC, Miquel Roca i

Junyent, que lo hizo a las dos de la tarde.

Los trabajadores han dispuesto de las cuatro horas correspondientes para votar,

aunque en algunas empresas, como al parecer fue el caso de Telefónica, el día

anterior se cuestionó" este derecho, lo que, según un representante de CC OO,

provocó l intervención del gobernador civil.

Josep Tarradellas y su esposa, en el momento de votar.

Era la primera vez en cuarenta años que el presidente de la Generalitat podía

ejercer su derecho en "un día pleno de felicidad".

 

< Volver