Travestismo político     
 
 Diario 16.    07/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Trasvestismo político

El Congreso de Alianza Popular, celebrado durarte el pasado fin de semana, ha constituido una exitosa

operación de trasvestismo político. Quienes hasta ayer fueron la cara visible de un régimen autoritario que

despreciaba a la democracia por decadente, corrompida, superada y otras lindezas, se han intentado

presentar como adalides de la nueva democracia. Los que no hace tanto justificaban con razonamientos de

todo tipo la inexistencia de libertades políticas son ahora los más fervorosos defensores de la libertad. Les

líderes de la Alianza, números uno de oposición, quieren ser los primeros en todo y ante la moda

democrática, que viene a ser ahora como el "unisex" de la política, no están dispuestos a dejar a

nadie el primer puesto. Sus credenciales democráticas son muy recientes, pero a juzgar por el calor con

que las esgrimen se diría que son demócratas reprimidos de toda la vida, que por fin encuentran la

oportunidad de expresarse tal y como son. Su capacidad transformista es tal que no cuesta trabajo

imaginarlos mañana presentándose de lo que se lleve.

Pero, con todo el respeto debido a las personas, podría aplicarse al caso el famoso dicho que habla de la

mona que se vistió de seda, porque tras los alardes demoverbales de estos demócratas de "prétá

porter" se proyectaban las sombras de los viejos fantasmas de la dictadura. Lo que algunos pensaban que

iba a ser una demostración de esa actitud entre vergonzante y actualizada que llaman neofranquismo fue,

sin más, la repetición compulsiva de todos los gestos del franquismo puro y simple. La pasión por las

unanimidades y las aclamaciones, la ausencia de debates, el recuerdo permanente al jefe desaparecido

fueron el decorado de un Congreso que se presentó vocado al futuro. Por no hablar del gran lapsus

totalitario: el convencimiento de que ellos son la encarnación de España y que tes demás españoles y los

demás partidos no son de fiar para encomendarles esa finca que consideran propia y exclusiva.

Que estos hombres hablan todavía de "momias resucitadas" es más bien sorprendente porque son ellos los

únicos que intentan convertir la política española en una continuada sesión de espiritismo. Como lo ss que

digan ahora "no" a las oligarquías cuando durante lustros han actuado como la expresión de los intereses

oligárquicos. En lo único que son convincentes es cuando afirman en sus carteles de propaganda su

valuntad de "conservar lo valioso". Aunque algún mal intencionado haya añadido por su cuenta "en los

bancos suizos"...

 

< Volver