Autor: Goñi, Fermín. 
 El día que se aprobó la Constitución. El PNV denunció la inflación del censo. 
 Un policía para cada 190 habitantes en Navarra     
 
 El País.    07/12/1978.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El PNV denunció la inflación del censo

Un policía para cada 190 habitantes en Navarra

FERMÍN GOÑI, Pamplona Una intensa vigilancia policial, que se dejó notar

especialmente en Pamplona, y una participación en las votaciones menor de lo

previsto son las dos notas más importantes de la jornada electoral en Navarra.

que, salvo algunos incidentes. transcurrió con normalidad. El porcentaje de

participación más optimista se cifraba entre un 50 y un 60%.

Al menos tres falsos avisos de bomba se produjeron durante la jornada del

referéndum. En la localidad de Ablitas se recibió una llamada anunciando la

colocación de un artefacto en el colegio electoral, que resultó ser falsa. En

Pamplona, a media mañana, otra llamada anónima avisó de la colocación de un

artefacto explosivo en el colegio electoral instalado en las escuelas de San

Francisco, que fueron desalojadas, sacándose a la calle todas las urnas. Después

de inspeccionar el local, se comprobó que no había ningún explosivo. Igualmente,

la oficina principal del Banco Central en Pamplona fue desalojada por el mismo

motivo.

Por otro lado, más de diez partidos políticos presentaron interventores y

apoderados en la mayoría de los colegios electorales de Navarra. Por parte del

PNV, fundamentalmente, se ha hecho constar en las actas diversas anormalidades

observadas por sus militantes. «El censo electoral —señaló a EL PAÍS Koldo

Amezheta, del PNV está resultando un desastre. Antes era por defecto, pero en

esta ocasión se están observando duplicaciones, que se aprovechan para votar dos

veces. Es decir, algunas personas cuyos apellidos están repetidos en el censo

han votado dos veces.»

Al margen de las irregularidades anunciadas por algunos partidos, la jornada

electoral transcurrió en medio de una tensa calma. Dos mil quinientos efectivos

policiales, entre inspectores del Cuerpo General de Policía, Guardia Civil y

Policía Armada, vigilaron ayer los centros oficiales, colegios electorales y las

calles de las poblaciones más importantes de la provincia. Este impresionante

despliegue un policía por cada 190 habitantes— se notó especialmente en

Pamplona, en donde patrullaron constantemente por las calles, al margen de la

dotación normal, dos compañías de la Reserva General de la Policía Armada,

enviadas ex profeso.

En este sentido, miembros de la policía retiraron ayer varias pancartas que

propugnaban el voto negativo en el referéndum.

 

< Volver