Referéndum. 
 Madrid: Normalidad en general, con pequeñas incidencias  :   
 El presidente no revelará sus intenciones hasta que se promulgue la Constitución. 
 Ya.    07/12/1978.  Página: 9-11. Páginas: 3. Párrafos: 112. 

MADRID: NORMALIDAD EN GENERAL, CON PEQUEÑAS INCIDENCIAS

El presidente no revelará sus intenciones hasta que se promulgue la Constitución

Tras una noche que, según todos los partes policiales, transcurrió tranquila

(salvo los ya corrientes delitos comunes) en Madrid, como en el resto del país,

a las nueve en punto de la mañana de ayer comenzó la votación del referéndum,

una vez constituidas las mesas. Todo comenzó con la frase, pronunciada a la

misma hora por todos los presidentes de mesa, "empieza la votación". El día fue

gris y lluvioso, con notables dificultades de tráfico a medida que iba avanzando

el día. En algunas zonas de Madrid, como en las cercanías de la avenida de

América, a primeras horas se registraron temperaturas inferiores a los cero

grados.

La tónica general fue de fluidez en las votaciones durante la primera parte de

la mañana; en la capital funcionaron 2.251 secciones; en la província, 843; en

la mayoría de las mesas no había colas. Los que más madrugaron para votar fueron

las personas maduras y ancianas; a mediodía, en Madrid, la impresión era de poca

afluencia de jóvenes. Cabe destacar también que en esta votación han estado

presentes en las mesas pocos interventores, lo cual contrasta con la nutrida

presencia de representantes de los partidos políticos en las elecciones del 16

de Junio de 1977. Algunos de los interventores presentes fueron cargos políticos

de los ministerios, por lo cual se apreció en las oficinas ministeriales una

actividad inferior a la normal.

En algunas iglesias de Madrid se rezó expresamente por e1 referéndum en las

misas de primera hora. En concreto, se pidió para que los ciudadanos votaran en

conciencia y para que el referéndum resultase bien.

En la capital de España, desde las veinte horas del día 5, fuerzas de la Policía

Armada y de la Guardia Civil vigilaron todos los colegios electorales.

Prácticamente toda la plantilla de funcionarios del Cuerpo General de Policía

estuvo ayer de servicio; dotaciones del 091 y coches camuflados patrullaron

constantemente por la ciudad sin desatender los servicios habituales. Las

compañías de la Reserva General permanecieron acuarteladas para intervenir en

caso necesario.

Se mantuvo un estricto control de las carreteras de acceso a Madrid, ya que se

había producido un rumor, que no llego a confirmarse, de que había tres comandos

de ETA en la capital. En la noche del 5 al 6 se produjo una llamada telefónica

Anunciando que uno de los tres trenes que hacen el recorrido MadridBarcelona

llevaba una bomba en los lavabos. Como no se sabia en cuál de los tres podía

estar, se procedió a registrarlos todos, uno en la estación de Chamartin, otro

en Jadraque (Guadalajara) y el tercero en Medinaceli (Soria). La amenaza resultó

ser falsa.

En Madrid, como en algunas provincias andaluzas y castellanas, fueron detectados

por la mañana grupos de jóvenes, al parecer de extrema derecha, que procedían a

llevarse los montones de papeletas del "sí" en algunas mesas electorales,

sustituyéndolas en ocasiones por otras papeletas que no se adaptaban al modelo

oficial, con lo cual resultarían votos nulos. Se practicaron algunas

detenciones.

Distrito FuencarralTetuán

Poco movimiento hubo en esa zona a primeras horas de la mañana. Apenas había

colas, salvo para consultar las listas. Pocos Jóvenes. Abundancia de personas de

edad, incluso algunas imposibilitadas

Los Reyes votaron a las once y media

Poco antes de las once y medía de la mañana depositaron su voto, en el colegio

San Fernando, de El Pardo (perteneciente al distrito Fuencarral Tetuán), los

Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía. A su llegada en coche conducido

por el propio don Juan Carlos fueron recibidos por el ministro del Interior,

señor Martín Villa, y por el gobernador civil de Madrid, señor Rosón. Los Reyes

saludaron y dieron la mano a las personas allí presentes. En las listas, el Rey

figuraba en el censo electoral con el número 130, con residencia en el palacio

de la Zarzuela y profesión Administración Pública, La Reina figuraba con e1

número 440 y profesión "sus labores". Presidia la mesa un estudiante de

ingeniería de veinticinco años de edad, Emilio Luis Carrella Madrigal. De un

total de 600 votantes adjudicados al citado colegio, el Rey fue la persona

número 87 en emitir su voto; la Reina, la número 88. Después de votar ae

marcharon en el mismo coche, conducido por el Rey.

Quería votar por su marido muerto

En el colegio situado en la calle de Bravo Murillo 162, se presentó, a una de

las mesas, una viuda de cincuenta y dos años que queria votar también por su

marido, muerto hace unos meses. Explicó que "él tenia Intención de votar. Además

añadió, un voto nunca viene mal".

Pretendían votar por Suárez, "como la otra vez"

Dos gitanas, en La Ventilla, pidieron "la papeleta para votar por Suárez, como

la otra vez". Tras las explicaciones de un miembro de la mesa preguntaron "qué

era eso de la Constitución". "Eso es mucho lio", comentaron. Al final votaron,

"pero no muy convencidas", según dijeron.

Distrito de Moncloa

Numerosas personalidades votaron en este distrito: el presidente Suárez y su

esposa, el vicepresidente primero y ministro de Defensa, teniente general

Gutiérrez Mellado; el ministro de Hacienda, señor Fernández Ordóñez; el ministro

da Trabajo, señor Calvo Ortega; el ministro de Obras Públicas, señor Garrigues;

don Manuel Fraga, don Enrique Tierno Galván, el gobernador civil de Madrid,

señor Rosón; el director general de Seguridad, señor De Nicolás García.

Un presidente de 18 años

El presidente de una de las mesas del colegio Huarte de San Juan, Eduardo

Burgos, tiene dieciocho años. Cuando recibió el nombramiento todavía no los

había cumplido. Trabaja en la oficina de una constructora. El joven presidente

manifestó a YA que le sorprendió un poco el asunto, aunque lo acepto bien. Sus

amigos le dijeron que eso de ser presidente era "muy chulo". Declaró que le

parece bien que los Jóvenes puedan votar desde los dieciocho años, porque a esa

edad se piensa y opina con tantos conocimientos y seriedad como a los cuarenta

años.

El presidente Suárez votó a las diez

A las diez de la mañana, el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, acompañado

de su esposa, doña Amparo Illana, acudió al colegio electoral ubicado en el

colegio Andrea Manjón, de la calle de Francos Rodríguez. Le esperaba una nube de

informadores, que le rodearon. Después de votar conversó con ellos.

"Cuando entre en vigor la Constitución anunciaré lo que voy a hacer"

Se le preguntó si se someterá al voto de investidura o convocará elecciones

generales. Su reapuesta fue: "¿Creen que sería serio y responsable que lo

anunciara antes de diaponer de capacidad legal para tomar esa decisión? ¿No les

parece lógico que, aunque la Constitución establece que es asunto de mi

exclusiva responsabilidad, no lo haga público hasta que la Constitución no esté

aprobada? ¿No les parece lógico también que tenga en cuenta todos los elementos

que han de producirse de aquí al día mismo en que la Constitución entre en

vigor?"

"Como político comentó, ahora siento la satisfacción de haber cumplido uno de

los mandatos de la Corona, cual era el devolver la soberanía a su único titular,

el pueblo español, y la de haber contribuido desde el Gobierno y desde la UCD,

con los demás partidos políticos, a la elaboración de esta Constitución. Como

hombre, siento la satisfacción de estar votando una Constitución de libertades y

para todos los españolea. Veo el futuro con optimismo y tengo gran confianza en

el pueblo español y en todas las fuerzas politicas. Podemos alcanzar, mediante

el trabajo y el esfuerzo, las cotas de modernidad que todavía nos separan de los

países más avanzados, en áreas como la economía, los problemas sociales y

culturales, los hábitos y comportamientos."

Tierno Galván:

"Ahora podemos pedir que otros países no respalden al terrorismo"

A eso de las once, don Enrique Tierno Galván votaba en Ferraz, número 81. Dijo a

los periodistas que venía, junto con su esposa, a depositar dos nuevos "síes",

cumpliendo con una tarea ciudadana y ejercitando un derecho al que no hay que

renunciar. "ya que con esto iniciamos un cambio sustancial en el sentido de que,

a partir de ahora, ya estaremos en condiciones de pedir, entre otras cosas, que

el terrorismo no esté respaldado por otros países".

Gutiérrez Mellado:

"Veo que es algo muy bueno"

A las diez menos cuarto votó el ministro de Defensa, señor Gutiérrez Mellado, en

la calle Evaristo San Miguel, número 10. Le preguntaron: "¿Qué supone la

presente Constitución para la España actual?" "Ya sabe usted contestó que yo

opino poco sobre este tema, pero yo veo que en algo muy bueno." "¿Satisface

plenamente a todos los españoles? ¿Es la Constitución que España necesita en

este momento?" "Son los españoles los que lo van a decir ahora, votando si o

votando no", contestó.

Fernández Ordóñez: "Es la primera vez que voto una Constitución democrática, y

espero que sea la última"

En el mismo lugar que el presidente Suárez, pero más temprano, votó el ministro

de Hacienda, señor Fernández Ordóñez. Llegó al colegio Andrés Manjón a las nueve

de la mañana, apenas abierto. Tardó en encontrar en nombre en las listas, pero

lo encontró. A preguntas de los informadores, dijo que era la primera vez que

votaba una Constitución democrática y que espera que sea la última.

Fraga fribarne: "El Rey tiene que jurar la Constitución"

El secretario general de Alianza Popular, Manuel Fraga, votó a las nueve y diez

en el colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo, de la calle Juan Montalvo.

Tuvo que hacer cola, tras cincuentta personas, Al salir manifestó que el Rey

debe jurar la Constitución, atendiendo a precedentes históricos y al sentido de

la Constitución misma. "Si el Rey, como principe dijo, juró las leyes

fundamentales, es justo que también jure la Constitución."

Si el día del referéndumes importanteseñaló, mañana lo será aún más; es hora

de que los ciudadanos empecemos a traba jar; con esta votación se pone fin a una

etapa de transición; ahora hay que empezar a gobernar. Isistió asimismo en que

"es necesario que haya elecciones generales, con un Gobierno imparcial que las

dirija".

"Los madrugadores dijo finalmente son los mejores ciudadanos, los trabajadores

que vienen con seriedad a votar, con la misma seriedad con que cumplen con su

trabajo cotidiano."

Garrigues Walker; con las mismas "La gente seguirá preocupaciones"

Joaquín Garrigues Walker, ministro de Obras Públicas y Urbanismo, que voto a las

doce menos cuarto en Aravaca, manifestó: "Ahora comienza una etapa diferente,

aunque no se advierta en las preocupaciones de la gente. Estas preocupaciones

seguirán siendo las mismas y no las vamos a cambiar de la noche a la mañana.

Pienso que aumentará la esperanza en la solución pacifica de nuestros

problemas."

Distrito de Moratalaz-Retiro Felipe mostró ostensiblemente el "sí"

Una nube de informadores esperaban a las once de la mañana en el colegio de los

Agustinianos (cercano a su domicilio, en el barrio de la estrella) la llegada

del líder del PSOE, Felipe González. Llegó en un Citroen GS color hueso,

acompañado de su esposa, Carmen Romero. Declaró: "Hoy es un gran día para el

país, porque ahora comienza el verdadero camino hacia la democracia." Felipe se

dirigió a la mesa y ostensiblemente tomó una del

"sí" y la mostró a todo el mundo, Su esposa no enseñó su voto. Luego Felipe

insistió en la necesidad de elecciones generales, pero después de las

municipales "Espero dijo que la Constitución dure decenios, y si es posible un

siglo o dos."

Su esposa, que pertenece a FETE-UGT, manifestó: "El tratamiento de la enseñanza

en el texto constitucional es lo suficientemente ambiguo corno para que podamos

trabajar después en las leyes que lo desarrollen."

Carrillo: "Este es el fin de la etapa franquista"

Hacia las nueve de la mañana, el secretario general del PCE, Santiago Carrillo,

acompañado de sus hijos, votó en el colegio San Ramón, sito en la avenida de

Ciudad de Barcelona, del distrito del Retiro. Su esposa actuaba de interventora

en una mesa electoral del mismo colegio.

Carrillo dijo a los periodistas que habla sentido más emoción al votar el 15 de

junio de 1977 que ahora. Indicó que esta Constitución significa la terminación

de la etapa franquista y de sus leyes fundamentales y el comienzo de una etapa

totalmente democrática, con el trabajo y el esfuerzo de todos los españoles.

Distrito Vallecas-Mediodía

Monseñor Iniesta presidió una mesa sin ningún distintivo salvo el anillo y el

alzacuellos

En el colegio de la Cuidad de los Muchachos, situado en ,la calle Pico Almazor,

9, de Vallecas, monseñor Iniesta, obispo auxiliar de Madrid, presidía la mesa 0

de la sección 74. Lo acompañaban dos jóvenes. Comentó a YA que a primeras horas

de la mañana había muy poca animación. A media mañana, mientras depositaba los

votos de los que acudían a su mesa, se tomaba un bocadillo de tortilla, mientras

conversaba con nosotros. Había gran expectación por parte de los asis tentes a

la urna por saludar al obispo de Valleccas, que no mostraba ningún distintivo

especial, excepto su anillo y su alzacuellos. En un cuaderno iba anotando todas

las incidencias del día, Nos confirmó que lo que principalmente estaba apuntando

se refería a los jóvenes que votaban por primera vez.

Nos contentó que el haber sido presidente de la mesa electoral significaba "un

servicio único y un sacrificio que hago con gusto por el bien de todos".

-¿Va a cambiar considerable mente la Iglesia española si se aprueba la

Constitución?

-Va a tener una mejor situación de responsabilidad Además se va a situarr en mi

papel, no dominante, pero más claro, más transparente y, por tanto, mejor.

-Como obispo de Vallecas, ¿cuáles son los problemas de este barrio?

-La estructura en general. Le faltan campos de deportes, centros culturales,

viviendas, guarderías, etc.

-¿Qué espera este barrio si se aprueba la Constitución?

-Sobre todo, el reconocimiento de la soberanía del pueblo y una alegría porque

ya no va a haber pena de muerte.

En todos los demás colegios electorales de esta zona algunos votantes no

encontraban su sección o su mesa. Comentaban que no se encontraban en las

listas. "Debemos ser demasiado feos." Una señora preguntaba dónde tenia que

votar La contestaron que tenía que mirarlo en las listas que habia en la calle,

a lo que respondió: "Demasiado difícil para mí. Me voy sin votar." En el colegio

Batalla de Brunete, en la plaza de la Sierra Ministra, una anciana de ochenta y

un años afirmaba que ella siempre habia votado, "y pienso hacerlo hasta que me

lo permita mi edad. Es un deber de ciudadanía". En el colegio Sanz Roso, en el

Puerto de Baños, 3, un matrimonio de la tercera edad estaba emocionado: "Votamos

para que la situación española mejora." En la avenida de Martinez de la Riva, en

el colegio Lope de Vega, una señora de unos cincuenta años se precintó a votar y

resultó que ella no estaba en las listas y, sin embargo, figuraba su madre, que

había muerto hacia años.

Distrito Centro

Cardenal Tarancón: "Ahora empieza la responsabilidad de los españoles"

A primera hora de la mañana acudió a votar, en el colegio de San Ildefonso, el

presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Taramcón. Manifestó

que ayer fue un día importame, porque al pueblo iba a decidir al quiere la

democracia, que para eso es la Constitución. Sobre la postura de la Iglesia,

insistió en que la Conferencia Episcopal ha sido bastante clara: no hay ninguna

razón de tipo religioso para condicionar el sentido del voto. Sobre el futuiro

señaló que ahora es cuando empieza la verdadera responsabilidad para todos los

españoles, que tienen que empezar a trabajar con arreglo a unas reglas de juego.

Distrito de Chamartín

Pablo Castellanos, socialista, fue el que más madrugó para votar fn el instituto

Ramiro de Maeztu, a las nueve y tres minutos. A las diez y cuarto lo hacía

Carlota Bustelo; a la misma hora, el banquero Rafael Termes. Aquí votaron

también el vicepresidente segundo y ministro de Economía, señor Abril Martorell,

y el senador Joaquín Satrústegui.

Incidente con Sánchez de León.

En este distrito, y en él citado instituto, votó el ministro de Sanidad, señor

Sánchez de León. Una mujer de Fuerza Nueva le increpó porque su marido no

aparecía en las listas. El ministro le dio a entender que no era problema que él

pudiera resolver. Tras ser separada por un hombre de la escolta, la mujer dijo

que todos eran unos canallas. El guardaespaldas del ministro le dijo que hiciera

el favor de no insultar a las personas, ya que si tenía algún problema con las

listas debía dirigirse a la Junta Electoral Central y no a las per sonas que

iban allí a votar. Todo quedó en palabras.

Emoción de Lo Pasionaria

En el colegio de Santa Marca votó Dolores Ibarruri (La Pasionaria), a las once

de la mañana.

La acompañaban militantes del partido. Manifestó su gran emoción y satisfacción

porque se va a votar y aprobar una constitución democrática, "por la cual hemos

luchado todos.

Martín Villa: "La Constitución, el mayor freno al terrorismo"

El ministro del Interior, señor Martín Villa, votó, a la una menos cuarto, en el

colegio San Juan de la Cruz. de la calle Honduras. Su esposa estaba, como

interventora, en la mesa electo-ral. Y tuvo que entregarle el carné de

identidad, porque a Martín Villa se le olvidaba:

"La Constitución -declaró el ministro- conserva un marco de derechos y

libertades y un régimen de seguridad con respaldo popular. La Constitución es el

mayor freno al crimen terrorista."

´Cabanillas: "Claro reconocimiento del derecho a la cultura"

Pío Cabanillas, ministro de Cultura, votó en este dietrito. Manifestó: "Pienso

que por primera vez hay un claro reconocimiento del derecho a la cultura. La

próxima semana - informó - repartiré al Consejo de Ministros la nueva ley del

Patrimonio Artístico, con la que se completa el tema que ya habíamos afrontado a

través del "uno por ciento cultural."

En este distrito votaron así mismo el ministro de industria, señor Rodríguez

Sahagún; el ministro de Transportes, señor Sánchez Terán; el ministro de

Comercio, tenor Garcia Díez; el secretario general de UCD, señor Arias Salgado,

y el diputado comunista Ramón Tamames.

Distrito de Chamberí

Parece mentira que haya tantas personas que no sepan votar, manifestó el

presidente de una de las mesas del Colegio Nacional Fernando el Católico. En

efecto, en este distrito abundaron los despistados: Una señora que no tenia d o

c u mentación personal presentó unas recetas del médico. Otro señor quería

entregar su voto sin meterlo en el sobre, alegando que tenía derecho a gritar

bien alto que votaba "no", porque estamos en democracia y tenía tanto derecho

como los políticos que airean su voto en televisión.

Las listas de censo electoral de toda la zona, sobre todo las del Colegio de la

Santísima Trinidad (secciones 73, 103 y 106), no coincidían con las que tenía el

presidente de mesa, por lo que hubo asimismo dificultades para que votaran los

que no figuraban en laa dos listas. Los interventores de UCD, PSOE y PCE

presionaron a los presidentes para que se comprobara la identidad de los

perjudicados y se les permitiera ejercer el derecho al voto, haciendo constar en

el acta las anomalías.

El presidente de uno meso, maquillado de payaso

El presidente de una mesa electoral de la calle García Morato acudió a cumplir

su función maquillado como un payaso. Se ignora si es que tenía que ir a

trabajar, al salir de allí, en el oficio de payaso o si lo hizo por otros

motivos.

Antonio Fontón:

"Compromiso de convivencia y entendimiento"

El presidenta del Senado votó en este distrito. Declaró que comienza una nueva

etapa, legalmente, desde el momento en que se promulgue la Constitución. "Hay -

dijo- un compromiso nacional de seguir adelante por una senda de convivencia y

de entendimiento entre todos los españoles.

En este distrito votó asimismo José Sanromá, secretario general de la ORT.

Las "cartas bombas" eran sobres de votantes

Un equipa de artificieros de la Policía Armada tuvo que desactivar en la tarde

de ayer en Madrid algunos sobres recibidos por correo en el colegio electoral de

Fernando el Católico, número, 18, ante el temor de que contuvieran explosivos.

Los artificieros, que fueron alertados por los responsables del colegio,

observaron que estos sobres, que en realidad tenían un volumen anormal,

únicamente contenían la papeleta de voto y una fotocopia del carné de identidad

del votante.

NO HUBO COLAS, PERO LA AFLUENCIA FUE CONSTANTE

Distrito de Salamanca

Aunque la normalidad fue la tónica en este distrito, en el que se ubica la sede

da Fuerza Nueva, había junto a ella un puesto de pegatinas negras con la

inscripción en blanco "Vota no"; otras con la bandera española y la misma

inscripción... Varios jóvenes llevaban junto con las pegatinas brazaletes con la

bandera española.

Blas Piñar: "Voto "no"

El líder de Fuerza Nueva, Blas Piñar, votó en el colegio ubicado en la Fundación

Generalísimo Franco. Manifestó que su voto había sido un "no" del tamaño que

permite la papeleta.

En este mismo distrito votaron el ministro de Asuntos Exteriores, señor Oreja;

el presidente del Congreso, señor Alvarez de Miranda, y el señor Ruiz-Giménez.

Distrito de Hortaleza

El distrito de Hortaleza se caracterizó por la desorganización y el desbarajuste

administrativo. Bastantes personas se quedaron sin votar por este motivo.

Estaban hartós de dar vueltas de colegio en colegio para encontrar cuál era el

que les correspondía.

Algunos colegios, utilizados para las votaciones del 15 de junio estaban

cerrados y ayer no fueron electorales. Esto originó la confusión entre muchos

votantes, que no supieron con exactitud a qué colegio ir.

Una anciana de setenta y ds años nos comentó que había salido de la cama sólo

para votar. "Voté en el SI, aunque entonces estaba mejor organizado que ahora.

Ya apenas puedo leer y si no busca mi nombre algún guardia, no encontraré la

mesa que me corresponde." No hubo problemas con las urnas ni con las papeletas,

aunque en el colegio Séneca faltaron, hasta las diez de la mañana, los

certificados del voto. Después, un delegado del Ayuntamiento los trajo. En ese

mismo colegio un señor mayor había metido en el sobre cinco papeletas con

"síes". El presidente de la mesa, al cogerlo, notó que abultaba bastante y se lo

dijo.

"Traje los votos de mi mujer, mis cuñadas y mi hermano. No están para muchos

trotes y por eso me han encargado a mí que yo los trajese." El señor quedó un

poco decepcionado al ver que ante sus ojos rompieron cuatro de sus "síes". En el

distrito de Hortaleza hay 90 colegios, si bien se ha notado una gran ausencia de

interventores de partidos políticos.

En este distrito votó el alcalde.

Distrito de San Blas

En San Blas hubo bastantes interventores de partidos políticos; predominaron loe

de PSOE y dEl PCE. Forman el distrito 84 colegios, casi todos cercanos entre sí.

Hubo cierta abstención. En las mesas estaban algo extrañados y señalaron que la

afluencia de votantes fue mayor en junio. En varios colegios enclavados en la

zona de Arcos del Jalón, a la una del mediodía no habla votado todavía ni un 20

por 100. Apenas hubo complicaciones, aunque algunos vieron sus nombres en las

listas de la puerta de entrada, pero luego no figuraban dentro. Afortunadamente

estaban en el colegio de al lado. En el Agustín de Foxá vimos a un señor al que

le faltaban las dos piernas.

Quería cumplir con su deber ciudadano y dos vecinos se ofrecieron a llevarle

hasta el colegio. En el instituto Quevedo, el presidente de una de las mesas

obligó a un votante a quitarse de la solapa la bandera nacional. Afortunadamente

el señor obedeció, sin que se produjera ningún incidente.

Tampoco faltaron los despistados, y así, en el colegio República de Chile una

señora pensaba que debía meter las tres papeletas. Una monja se presentó ante

las urnas con un carné de identidad que no era el suyo. Al comunicárselo se echó

las manos a la cabeza y señaló que había cogido equivocado el de una compañera.

Tuvo que volver a por el suyo.

Distrito de Carabcmchel y Latina

La gente acudió a las urnas en estos distritos como "un goteo continuo", en

proporción semejante a votaciones a n t eriores. Poca participación juvenil.

Cabe resaltar la ayuda prestada por agentes de la Policía Armada y Municipal a

invidentes y "señoras bajitas"-según palabras de uno de ellos-, que no podían

consultar las listas del censo.

Querían aprender a votar

En un colegio de Latina entró un grupo de niños de once o doce años argumentando

que "querían aprender a votar", pero un policía municipal les replicó que

esperasen unos cuantos años, Y los hizo salir.

Pudimos conversar con un republicano de ochenta y tres años, que había decidido

votar "sí".

En Carabanchel votó Marcelino Camacho, secretario general de CC.00.

Distrito de Arganzuela-Villaverde

En el colegio Juan Sebastián Elcano, una señora de setenta y siete años, que

apenas podía andar, nos manifestó que ella nunca salía de casa, pero que ante

una situación tan especial su deber y obligación como ciudadana era acudir a

votar. "Sólo quiero -añadió- que se vayan solucionando los problemas que

padecemos, y espero que con nuestros votos lo consigamos."

Otros detalles anecdóticos fueron el que algunos muchachos, aprovechando la

ocasión, se pusieron en la puerta de los colegios vendiendo papeletas para sus

rifas navideñas y viajes de estudios. También muchas personas confundían los

justificantes de voto con participaciones de lotería y pedían a los presidentes

de las mesas que les vendieran alguna.

 

< Volver