Autor: Andreu, Arturo. 
 Referéndum. Murcia. 
 Irregularidades en el censo     
 
 Ya.    07/12/1978.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Irregularidades en el censo

MURCIA

(De nuestro corresponsal, Arturo Andreu.)

A la hora de cerrarse los colegios electorales, ocho de la tarde, no se conocen aún los datos provisionales

de toda la provincia, pero las primeras impresiones dan un porcentaje de votación más bien alto,

destacándose que en Murcia ha votado entre un 70 y un 80 por 100 de los electores en la más absoluta

normalidad y esperando pacientemente las colas, a pesar de que el día ha estado Inclemente y frío, con

lluvia a últimas horas de la tarde.

Se han repetido, por otra parte, los mismos errores que en el censo que hubo en 16 de Junio de 1977, a

pesar de que muchos, por no decir todos, de los que en aquella ocasión no pudieron emitir su voto fueron

a los ayuntamientos a empadronarse correctamente, seguían bastantes de ellos sin estar incluidos en las

listas por lo que no pudieron votar. Por lo demás, el orden ha sido absoluto, sin que a esta hora de la tarde

se sepa que se haya registrado ningún tipo de incidentes en la provincia.

RECORRE CINCO KILÓMETROS, CON MULETAS. PARA VOTAR

LA UNION (Murcia) .-Un vecino de La Pedanía de Roche, en el municipio de La Unión,

que padece una parálisis y que se sirve de muletas para caminar, recorrió -a sus sesenta y dos años de

edad- cinco kilómetros para acudir a ejercer su derecho al voto.

Se trata de Antonio Ortega Sánchez, quien fue acompañado en su viaje por su mujer, Alberta Contreras.

También en el municipio de La Unión, en el colegio instalado en la calle de Isabel la Católica. del barrio

del Garbanzal, el presidente de la mesa, Rufo de Garra Hernández, exigió a sus padres les mostraran el

carné de identidad a la hora de emitir el voto.

En el mismo colegio, el primer votante de la mañana ha sido el más veterano del lugar: Tomás Jiménez

Acosta. El alcaide, Antonio Sánchez Pirez, que con su esposa acudió al mismo lugar a las once treinta, no

sólo exhibía el documento nacional de identidad, sino que también se conocía el número de referencia en

el censo de ambos

Una persona que acudió y que no llevaba ningún documento, dirigiéndome a los componentes de la mesa,

les dijo todo serio: "Si queréis, os doy mi nombre."

Por lo que respecta a Cartagena, hay que decir que el obispo de la diócesis, monseñor Azagra, votó en

esta ciudad por correo, si igual que el capitán general de la zona marítima del Mediterráneo.

 

< Volver