Autor: Pozo, Raúl del. 
   Ya tenemos Constitución     
 
 Pueblo.    07/12/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

YA TENEMOS CONSTITUCIÓN

LA absoluta mayoría de mas de 25 millones y medio de españoles en edad de votar

-la mitad de los cuales estarán vivos en el siglo XXI-, se pusieron ayer de

acuerdo para decidir que la soberanía resida en el pueblo y que España se

constituya en un Estado social y democrático de derecho, Después de ciento

setenta años de lucha por unas reglas de juego, por vez primera desde la

Constitución de Bayona, y ciento sesenta y seis años después de que el pueblo

luchara contra Napoleón y contra el absolutismo y la inquisición, ayer, en un

día tenso de lluvia, el pueblo español salió a la calle para luchar contra la

violencia, contra la ilegalidad, contra unas minorías marginales que quieren

volver del revés la historia y dio un rotundo "sí" a los derechos individuales,

a la libertad religiosa, a las autonomías, a la Monarquía parlamentaria y a una

Constitución progresista, flexible. que regula en un acuerdo de las principales

fuerzas democráticas del país las reglas de juego para edificar una nueva

sociedad.

UCD, PSOE y PCE, los tres grandes partidos que representan el 75 por 100 del

electorado, han sido apoyados por los ciudadanos que dicen "sí"a la democracia.

La extrema derecha y algunos grupos marginales y minoritarios de la extrema

izquierda han recolectado una cantidad insignificante de "noes". Los grupos

abertzales, los nacionalistas radicales de la derecha vasca y los anarquistas,

apenas han provocado una abstención que no sea normal en cualquier democracia

europea.

La Constitución de 1978 se convierte en la tabla de la ley civil. De ahora en

adelante, ademan de responder ante Dios y ante la historia, ante una oligarquía

que secuestro el Estado, ante los hombres que dicen atusandose el bigote, "no

sabe usted con quien esta hablando", todos los ciudadanos, desde el Rey al

temporero, desde el cardenal primado al jefe del Gobierno, desde los líderes

políticos a los jefes de las Fuerzas Armadas, deberán responder también ante la

Constitución refrendada por el pueblo español.

Raúl DEL POZO

 

< Volver