Autor: Parra Galindo, Antonio. 
 6-D: Día de la Constitución. Gran interés en la prensa extranjera. 
 Estados Unidos: Restauradas las libertades y garantías  :   
 Todos coinciden en afirmar el carácter ampliamente positivo de la nueva etapa en la vida española. 
 Arriba.    07/12/1978.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

6-D: DÍA DE LA CONSTITUCIÓN

GRAN INTERÉS EN LA PRENSA EXTRANJERA

- Todos coinciden en afirmar el carácter ampliamente positivo de la nueva etapa

en la vida española

ESTADOS UNIDOS:

- Restauradas las libertades y garantías

NUEVA YORK. (De nuestro corresponsal, Antonio Parra.)- Se trata de la

Constitución de la reconciliación y del compromiso, de la Constitución de las

dos Españas, dijeron ayer algunos comentarlos recogidos en la Prensa

norteamericana a proposito de la celebración del plebiscito celebrado ayer en

España.

Al cabo de cuarenta años de dictadura -escribe F. Koven, en el "Washington

Post"- quedan restauradas las libertades y garantías constitucionales. Quedan en

el aire cuestiones como la económica o el particular problema del terrorismo en

el País Vasco. A este respecto, el corresponsal recoge unas declaraciones de

Juan Luis Cebrian, director de "El Pais", colocando de relieve que la

Constitución sólo coloca la primera piedra. Es el comienzo, no el final de un

proceso.

Por otro lado, F. Hill, del "Baltimore Sun", en despacho desdo Madrid, al paso

que refleja estas mismas ideas, denota que la Constitución sentará las bases

para el establecimiento de un orden económico y social más justo. España

empezará a ser una nación de naciones.

El señor Hill también da a entender que la cuestión terrorista, con el paso de

tiempo, se irá mitigando.

¿Y el problema de la subversión terrorista en Euskadi? Expertos en cuestiones de

política internacional de la Universidad de Columbia han referido que este tipo

de explosiones armadas son privativas de todo tipo de sociedades con diferentes

grupos étnicos. «No es sólo en el País Vasco donde mueren policías todos los

días, sino también en Irlanda del Norte, o en Yugoslavia y la Unión Soviética.

Lo que ocurre es que lo que sucede en Yugoslavia nadie nos lo cuenta en letras

de molde.»

 

< Volver