6-D: Día de la Constitución. Madrid, una balsa de aceite. 
 La lluvia, protagonista  :   
 Salvo los de OIC, MC e Izquierda Republicana. Votaron todos los candidatos a la alcaldía. 
 Arriba.    07/12/1978.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 29. 

nacional

6-D: DÍA DE LA CONSTITUCIÓN

Madrid, una balsa de aceite

LA LLUVIA, PROTAGONISTA

MADRID. (De nuestra Redacción.)-Salvo pequeñas incidencias, la votación en

Madrid se celebró bajo la nota común de la normalidad. La auténtica incidencia

del Día de la Constitución, del 6-D, hay que buscarla en la calle, en los

atascos, en las colas..., el pulso de Madrid latió ayer un poco más lento que de

costumbre

Problemas de tráfico

La verdad es que no hay que echarle toda la culpa a la lluvia. El día de la

democracia amaneció empapado en lluvia y encogido de frio Santiago Estrada,

delegado de Policía Municipal, destinó para el orden y custodia de los colegios

electorales un total de 1.750 agentes y aunque la totalidad de la plantilla

estuvo en la calle, la verdad es que se tuvieron que destinar al control del

tráfico menos policías que de costumbre. El trabajo fue duro y los resultados no

todo lo buenos que se deseaba. Lo cierto es que se produjeron atascos

considerables y la lluvia también estorbó lo suyo.

Hasta bien entrada la tarde, Madrid no recuperó su fisonomía habitual en cuanto

a tráfico se refiere. El suelo, muy resbaladizo, provoco algunos accidentes.

Asi, o la altura de la plaza de Lima un coche de bomberos destinado al Centro de

Proceso de Datos del referendum, se estrelló contra un autocar. No hubo

victimas, pero si el consiguente colapso de circulación.

Las ambulancias municipales se dedicaron a transportar a los enfermos

incapacitados para acudir a las urnas por su propio pie. No obstante, se

atendieron todas las llamadas de urgencia mediante un retén fijado especialmente

para la ocasión.

En un repaso de urgencia a las vías mas importantes de la capital, las cosas

fueron así:

En la calle de Alcalá, avenida del Generalísimo, Arturo Soria, López de Hoyos y

María de Molina, los atascos fueron abundantes. Sin embargo, y contra lo que en

un principio se pensaba, la zona sur estuvo bastante más tranquila. Por ejemplo,

el paseo de Extremadura registró prácticamente el mismo tráfico que siempre.

En los barrios periféricos más que atascos hubo grandes colas en las paradas de

los autobuses. Asi, barrio del Pilar, Peña Grande, Orcasitas.., sufrieron la

influencia de los tapones producidos en zonas más céntricas.

Pero la conclusión que sacaron los técnicos municipales fue de que la lluvia

tuvo mucho que ver con que el día de la Constitución no fuera, a efectos de

circulación, una jornada sin agobios.

Anecdotario

Aunque el día fue en líneas generales tranquilo, no dejaron de producirse

anécdotas para la historia y el recuerdo. En un colegio electoral de La Ventilla

se presentaron a votar un grupo de gitanas que solicitaron al presidente de mesa

las papeletas para votar a Suarez.

Cuando este las indicó que no se votaba a ninguna persona en concreto, sino a la

Constitución, las gitanas contestaron un poco decepcionadas que ellas no sabían

lo

que era eso. Se fueron sin votar.

En la mesa constituida en la calle Comandante Fortea, numero 42, fue

designado como presidente un joven que ha cumplido los dieciocho años hace

solamente unos dias. De hecho, cuando recibió el nombramiento aun no

los habia cumplido.

Se sabe de todas formas que posiblemente por un fallo de computadoras hubo un

considerable porcentaie de «dieciochoañeros" que no estaban incluidos en lista y

se tuvieron que quedar con las ganas. Por ejemplo, en el colegio electoral de

Santísima Trinidad en el distrito de Chamberi y en particular las

correspondientes a las secciones 73, 103 y 106, las listas expuestas al público

no coincidían con las que obraban en poder del presidente de las mesas

respectivas. Los interventores de UCD, PSOE y PCE solicitaron que estas

anomalias cons taran en acta.

Pese a todo, el interés de la juventud por participar en el referéndum se hizo

ostensible por la gran afluencia de jovenes ante las urnas. Muchos de ellos

tuvieron que enfrentarse a los problemas de mecanización ya reseñados.

En un colegio de Joaquín García Morato fue designado presidente de mesa un

payaso de profesión. El buen hombre se presentó ante la urna correspondiente con

todos los atavíos propios de su profesión.

Otra anécdota a señalar hay que buscarla en los barrios en los que generalmente

la grúa tiene sus cotos de caza. Pero CEMESA sigue en huelga por la

reivindicación laboral de sus empleados y asi los votantes de los barrios más

céntricos sintieron por un momento el alivio que representa el dejar el coche de

cualquier manera sin miedo a encontrárselo más tarde en Aravaca o La Bombilla.

CEMESA ha solicitado del Ayuntamiento 200 millones de pesetas en concepto de

atrasos y ha facilitado a todos los trabajadores que lo han solicitado un

anticipo de cinco mil pesetas

Oraciones por el referéndum

En algunas iglesias se ofrecieron oraciones por el buen resultado del

referéndum. Monseñor Iniesta Cano, obispo auxiliar de Madrid presidió una mesa

en el barrio de Vallecas.

Donde si hubo atascos, apreturas y alguna que otra bronca fue en el Colegio del

Palacio de Justicia, ya que alli se encontraron gran cantidad de votantes con

abogados cubiertos con su toga esperando la hora de entrar a algún juicio.

A las pocas horas de cerrar las mesas electorales, el Go bierno Civil de Madrid

informaba de que la jornada se había desarrollado sorprendentemente tranquila.

Se habían tomado las

previsiones necesarias, pero que en ningún momento se registraron incidentes

Solamente en algunos colegios fueron sustraídas papeletas con el SI impreso e

incluso en otros se habían

sustituido por otras que no respondían al impreso oficial. (Fotos Pastor y

Antonio.)

- 1.750 agentes municipales participaron en el control de los colegios

electorales

- El tráfico no quedó suficientemente atendido y se produjeron frecuentes

atascos

- Los votantes de dieciocho años tuvieron problemas con las listas

electorales

- En algunas Mesas desaparecieron las papeletas con el «sí»

Jueves 7 diciembre 1978

 

< Volver