Referéndum. Frío y lluvia durante todo el día de ayer en Madrid. 
 Numerosos jóvenes en los colegios electorales  :   
 Estrecha vigilancia durante todo el día. 
 ABC.    07/12/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

FRIO Y LLUVIA DURANTE TODO EL DÍA DE AYER EN MADRID

NUMEROSOS JÓVENES EN LOS COLEGIOS ELECTORALES

Estrecha vigilancia durante todo el día

Madrid. (De nuestra Redacción.) En la madrugada del miércoles (a Policía Armada

montó guardia en los colegios electorales. La normalidad ha sido absoluta. A las

cinco de la madrugada, la Policia Municipal también se encontraba en los

colegios para colaborar en el desarrollo de las elecciones. Al iniciarse la

Jomada, unidades del Ejército y de las Fuerzas de Orden Público vigilaban las

Instalaciones consideradas de Interés prioritario.

A las ocho comenzaron a llegar a sus respectivas mesas las personas que cumplían

con su misión de organizar la votación. Hasta las ocho y media las mesas

electorales han recibido tas credenciales de los Interventores que han de

actuar. Cada mesa ha confrontado la documentación y se ha admitido como

Interventores a los que han presentado la documentación completa. Las

credenciales se han unido a los expedientes de la elección. El presidente de

cada mesa ha extendido el acta de constitución de la mesa y firmado el acta los

Interventores. En el acta se recogen las personas que han constituido cada mesa,

como miembros de ella, y la relación nominal de los Interventores. También se

precintan y sellan las urnas.

La mañana aparecía fresca, aunque no irte, lo que motivó que no hubiese excesiva

animación a primera hora. No obstante, ya antes de las nueve -hora de iniciarse

el referéndum- se hablan formado ya algunas coles a la espera de que se abriesen

los colegios.

A las nueve, una vez comprobadas las credenciales y extendida el acta, el

presidente ha pronunciado en voz alta la frase «Empieza la votación». Abiertas

las puertas, las primeras personas pasaron al interior para emitir su voto

secreto. El presidente de la mesa, sin ocultar el sobre, a la vista de! público,

va diciendo en voz alta el nombre del elector, seguido de la frase «Vota».

La primera persona que votó en el Instituto Nacional Beatriz Galindo se santiguó

al pisar el recinto. Resultó llamarse Elisa Gimeno, de sesenta y ocho años, que

se encontraba allí veinte minutos antes. «Madrugué porque había que venir -

manifestó-. No soy dormilona, así que me dije: Pues me voy...» Tuvo que esperar

un par de minutos, pues aún no habla llegado e! presidente de la mesa, que lo

hizo a las nueve y cinco, y ya no fue admitido. Fue sustituido por el primer

suplente.

VIGILANCIA.-Ya desde primeras horas se observaba la presencia de numerosos

Jóvenes, que acudían por primera vez por haber cumplido recientemente los

dieciocho años. Este hecho ha planteado algunos problemas, ya que al no estar

censados en elecciones anteriores Ignoraban el colegio que les correspondía. No

obstante, en general se guiaban por los nombres de sus vecinos, que por serlo

votaban en las mismas mesas.

Las fuerzas del orden que custodiaban los locales electorales realizaron su

misión en el exterior, de acuerdo con la normativa electoral. Su obligación

resultó dura, ya que a la frialdad del día se unió la humedad a causa de la

lluvia que comenzó a caer a ratos Intermitentes a partir de las diez de la

mañana. Existía prohibición de penetrar en los locales con Instrumentos que

pudiesen ser utilizados como armas, pero parece que nadie infringió tal

disposición. Los agentes únicamente penetran en las dependencias electorales a

petición del presidente, quien se encarga de cuidar que la entrada al local se

mantenga siempre libre y expedita. NI en los locales ni en sus Inmediaciones se

permite realizar cualquier tipo de propaganda.

 

< Volver