Referéndum. Frío y lluvia durante todo el día de ayer en Madrid. 
 Absoluta normalidad     
 
 ABC.    07/12/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABSOLUTA NORMALIDAD

Madrid. (De nuestra Redacción.) De absoluta normalidad puede calificarse la

jornada madrileña en el día del referéndum constitucional. Los incidentes

terroristas brillaron por su ausencia y sólo hubo que registrar algún que otro

altercado de orden público, sin mayores consecuencias, una «desactivación» de

presuntas cartas-bomba, cuya sospecha resultó falsa, y un accidente de tráfico

con los Bomberos como protagonistas, cuando iban a votar.

La mañana se despertó llorona, con una fina lluvia que caía mansamente y que, a

lo sumo, provocó, aparte del referido accidente, fuertes atascos de tráfico en

la zona centro y, sobre todo, en el paseo de la CasteIlana, calles de General

Sanjurjo, Serrano y glorieta de Bilbao. Estos atascos comenzaron a partir del

mediodía, que es cuando la mayoría de las empresas dieron el tiempo libre para

que votaran sus empleados.

En realidad, la alarma, única registrada, surgió la víspera, cuando se recibió

anoche una llamada telefónica en la estación de Chamartin, anunciando que en uno

de los tres trenes que cubren el recorrido Madrid-Barcelona llevaba una bomba en

los lavabos. Al desconocerse el convoy que podía llevar el supuesto artefacto,

se registraron los trenes, uno en Jadraque, otro en Medinaceli y el tercero en

Chamartín-Madrid antes de que emprendiera el viaje, todos ellos sin resultado

positivo.

FALSAS ALARMAS

También en esta línea de falsas alarmas, y ya dentro de la jomada

constitucional, un equipo de artificieros de la Policía Armada acudió ayer tarde

al colegio electoral de la calle de Fernando el Católico, 18. Se habían

observado algunos sobres recibidos por correo con un volumen normal. Por fin

pudo comprobarse que no contenían más que la papeleta del voto y una fotocopia

del carne de identidad del votante.

Otros incidentes menores que apenas si merecen cita son los que protagonizaron

algunos votantes de Alcobendas, entre dieciocho y veintiún años, que protestaron

justificadamente al no hallarse censados, situación que se corrigió rápidamente.

Quizás más atención merece el hecho, de nula ciudadanía, detectado en varios

colegios madrileños, de desaparición de fajos de papeletas con el «si»,

provocando el retraso en las votaciones.

ROBOS DE VEHÍCULOS

Por lo que respecta al robo de automóviles, durante la mañana circuló el rumor

de que habían desaparecido cuatro turismos Citroen «Dyane-6», que por su color,

verde, podían pertenecer a la Guardia Civil. Sin embargo, la Benemérita

desmintió por la tarde que, al menos, tales vehículos fueran de su Cuerpo.

Por último, y más como anécdota curiosa que como incidente, hay que señalar que

el presidente de una mesa electoral de la calle de García Morato acudió a

cumplir con su cometido maquillado como un payaso. Se desconoce si realmente es

payaso de profesión o su maquillaje responde a otras motivaciones. El hecho fue

comunicado a la Junta Electoral provincial, por si fuera objeto de

responsabilidad.

 

< Volver