Autor: Ramírez, Pedro J.. 
 I Asamblea general de Acción Regional. 
 López Rodó: Somos regionalistas, conservadores y humanistas     
 
 ABC.    04/02/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

ABC. VIERNES 4 DE FEBRERO DE 1977.

«Propugnamos la institucionalización de las regiones, dotándolas de la conveniente autonomía para el

cumplimiento de sus fines»

«Porque creemos en la libertad nos rebelamos contra cualquier tipo de autoritarismo»

I ASAMBLEA GENERAL DE «ACCIÓN REGIONAL»

LÓPEZ RODO: "SOMOS REGIONALISTAS, CONSERVADORES Y HUMANISTAS"

«Tres coordenadas principales definen nuestro partido; somos regionalistas, conservadores y

humanistas», declaró Laureano López Rodó en e1 transcurso de la primera asamblea general de «Acción

Regional», celebrada ayer con asistencia de unos trescientos delegados representantes de once regiones

españolas. El señor López Rodó fue elegido presidente, y José María Ruiz Gallardón, secretario general.

Durante la asamblea intervinieron los restantes promotores de «Alianza Popular». La asamblea autorizó al

Comité Ejecutivo para negociar con los otros grupos de «Alianza» la constitución de una federación de

partidos o incluso la fusión absoluta. Tal decisión fue subrayada por los aplausos de los delegados.

REGIONALISMO. — Desarrollando el trípode ideológico sobre el que se sustente «Acción Regional»,

López Rodó comenzó refiriéndose al regionalismo. «Propugnamos la institucionalización de las regiones,

de todas las regiones, dotándolas de la conveniente autonomía para el cumplimiento de sus fines. No

basta con una mera descentralización administrativa. Es preciso que cada región cuente con las

instituciones adecuadas para poder ejercer las funciones autonómicas que le corresponden.»

Tras rechazar «la antigualla de un federalismo anacrónico, antesala de un cantonalismo disgredador»,

proclamó que el regionalismo debía, ser igualitario y solidario. «Se nos caería la cara de vergüenza si

bajo la bandera del regionalismo se ocultara la búsqueda interesada de algún privilegio para alguna

región.»

CONSERVADURISMO. — «Somos también conservadores y nos enorgullece el proclamarlo», dijo.

«Somos partidarios de la libertad personal, de la economía social de mercado y de la libre empresa.»

Se refirió a la necesidad de una más justa distribución de bienes, pero partiendo de una situación de

prosperidad económica, no de pobreza. «Cuando tanto se habla, de democracia política, no es lícito

olvidar que ésta no es posible sin democracia económica.»

Precisó su actitud respecto al franquismo: «Sería, vano intento el de perpetuar el franquismo, porque la

columna vertebral de aquel régimen era Franco, y Franco ha muerto.» Añadió que se honraba de haber

servido a España a través del régimen de Franco, puntualizando después: "La lealtad en los hombres es

indivisible: se tiene o no se tiene. Por eso yo no creo en la lealtad de quienes fueron desleales a Franco.

Mucho me temo que también serán desleales al Rey".

HUMANISMO. — Sobre el tercer valor básico de "Acción Regional", el humanismo cristiano, dijo: «La

libertad del hombre es un supremo valor que nadie tiene derecho a pisotear. Porque creemos en la libertad

nos rebelamos contra cualquier género de totalitarismo.»

«Hoy, Europa renace a las corrientes de un nuevo humanismo», añadió. «La línea de pensamiento de

"Acción Regional" sintoniza plenamente con esta nueva concepción humanista, que comparten los

grandes partidos conservadores, centristas y populistas de Europa occidental.»

SITUACIÓN POLÍTICA Y ECONOMÍA.

López Rodó dedicó la última parte de su discurso a un análisis de la coyuntura política y económica. Con

respecto a la escalada terrorista, manifestó: «Hemos de proponernos como meta exigible e irrenunciable

el restablecimiento del principio de autoridad. Hemos de apoyar a las Fuerzas del Orden.»

Tras enumerar una serie de alarmantes cifras, a modo de síntomas del deterioro económico, comentó:

«Esta sangría de divisas no puede prolongarse. Este grado de inflación no se resiste. Este nivel de paro es

alarmante y el estancamiento económico y el retroceso de las inversiones impiden la creación de nuevos

puestos de trabajo.»

Criticó después la homogeneidad de los programas económicos socialista y comunista, y aseguró que la

sociedad española rechazará el envite marxista. Sobre las próximas Cortes manifestó que «su principal y

fascinante misión será la de redactar la Constitución por la que habrá de regirse España en el futuro.»

ENMIENDAS Y PONENCIAS.—La Asamblea había comenzado con la constitución de la mesa

presidida por el ex ministro de la Presidencia José María Gamazo Manglano. Inmediatamente antes del

discurso de López Rodó intervinieron los restantes promotores de «Alianza Popular», a excepción de

Enrique Thomas de Carranza, quien, sin embargo, estaba presente en la sala.

La segunda parte de la Asamblea estuvo dedicada a la aprobación del Estatuto y programa de «Acción

Regional», discutiéndose una serie de enmiendas. Fueron aceptadas, entre otras, las presentadas en

materia educativa por el señor Díez Hochtleiner.

Se leyeron a continuación cuatro ponencias: «Pequeña, y mediana empresa», a cargo de Ramón Pastor;

«Programa económico», a cargo del catedrático de Economia Política de la Complutense, José María

Guitián; «Juventud», a cargo de Manuel Ruisánchez Capelástegui. y «Agricultura», a cargo de Faustino

Sanz Gil. Estas dos últimas fueron especialmente aplaudidas. Interviniendo en apoyo de los ponentes el

ex ministro de Educación Julio Rodríguez y un agricultor catalán.

Se eligieron después los cargos directivos. Junto al presidente —López Rodó— y al secretario general —

Ruiz Gallardón— se eligieron cinco vicepresidentes —José María Gamazo, Fernando de Liñán, Torcuato

Luca de Tena, María Manglano y Juan Alberto Valls—, un secretario general adjunto —José María

Guitián—, tres vicesecretarios —José Ramón Esnaola, Tomás Marín y Enrique García Fernández—, un

tesorero —Ana María Andreu de Maura—, un contador —Félix Falcón—, catorce vocales regionales,

siete vocales coordinadores y nueve vocales gestores.

RUIZ GALLARDON.—López Rodó obtuvo entonces autorización, de la Asamblea para que el Comité

ejecutivo negocie la federación de «Acción Regional» con el resto de los partidos de «Alianza Popular», o

incluso la fusión con todos o algunos de ellos.

Cerró el acto el recién elegido secretario general, José María Ruiz Gallardón, con unas breves palabras.

Tras reafirmar el carácter monárquico de «Acción Regional» y subrayar la necesidad de proyectarse hacia

la juventud, el señor Ruiz Gallardón dijo: «Hay que ganar las elecciones. Si nosotros no las ganamos, si la

derecha española, si los conservadores españoles que son infinitamente más progresistas que aquellos

otros que se titulan como tales no acuden con banderas desplegadas de victoria, no será la victoria

simplemente para otros grupos, sino para el comienzo de la subversión, el comienzo de la liquidación de

todo eso que hace de nosotros un pueblo unido

Pedro J. RAMÍREZ.

 

< Volver