Referéndum constitucional. Satisfecho por el resultado. 
 Martín Villa anuncia el final del consenso     
 
 ABC.    08/12/1978.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

REFERENDUM CONSTITUCIONAL

SATISFECHO POR EL RESULTADO

MARTIN VILLA ANUNCIA EL FINAL DEL CONSENSO

Madrid. (De nuestra Redacción.) De «enormemente positiva" calificó el ministro

del Interior, Rodolfo Martín Villa, el desarrollo de la jornada electoral, en

una reunión mantenida con los Informadores, a las siete y media de la mañana de

ayer. El ministro se mostraba satisfecho de los resultados de las votaciones,

"porque lo que cuenta en un referéndum -dijo-son los votos emitidos, y la

mayoría en favor del si ha sido aplastante. Eso es lo Importante». Al comienzo

de esta rueda de Prensa, el señor Martin Villa -a quien acompañaban el

subsecretario de su Departamento, señor Sancho Rof; e/ director general da

Política Interior, señor Martínez Villa señor, y el secretario de Estado para la

Información, señor Ortiz-ofreció los últimos datos que había recibido, tanto a

nivel nacional como regional.

«A partir de ahora -dijo-, el Gobierno trasladará a 1a vida política y económica

su propio programa.»

El centro de todas las preguntas planteadas fue el porcentaje registrado de

abstenciones. La interpretación del ministro del Interior es que los índices de

participación no se han alejado de las previsiones realizadas por el Gobierno.

Señaló que se había pensado en un grado de participación entre el 7074 por 100,

7 que la obtenida había sido de un 67,66 por 100, pero que había que tener en

cuenta el millón largo de votos de diferencia que había entre el censo oficial y

el censo real por fallecimientos, cambios de residencia, etc. «Descontando esta

cifra -dijo-obtendríamos una participación de un 72,47 por 100.»

PAÍS VASCO: TRES FACTORES PARA UNA ABSTENCIÓN

Siguiendo la línea de la abstención, el señor Martin Villa valoró los datos del

País Vasco en función de tres factores distintos: una abstención de carácter

técnico -que se produce siempre en todos los referendums-del orden del 30 por

100; una abstención política que preconizaban diversas fuerzas políticas, entre

ellas una muy Importante -aludió, sin citarlo, al P.N.V.-, y, finalmente, un

tercer componente, motivado por la coacción sufrida por el pueblo vasco, debido

a la situación de tensión a la que está sometido a causa del terrorismo de E. T.

A.

Circunscribiéndose aún más al País Vasco, el ministro declaró que no creía que

todo el voto negativo registrado correspondiera a los «abertzales», ni que éstos

puedan capitalizarlo. «La fuerza do cada uno -comentó-donde hay que verla es en

unas elecciones generales.»

Alguien planteó su preocupación porque esta Constitución tuviera una serle de

malformaciones congénitas que pudieran condicionar el tema autonómico de una

forma grave. Martín Villa negó cualquier posible condicionamiento en este

sentido.

«Hay un dato muy significativo -añadió-y es que el P. N. V., el grupo más

importante que ha propiciado la abstención, está empezando ya a elaborar con las

otras fuerzas políticas un Estatuto de Autonomía en el marco de la

Constitución.»

Respecto a la integración de Navarra en Euzkadi, «esto no es cuestión del

Gobierno _dijo-. El tema de la integración de Navarra en Euzkadi ha de pasar por

un referéndum del pueblo navarro.» «Es un tema que únicamente compete a los

navarros".

LAS MISMAS MEDIDAS CONTRA EL TERRORISMO

Enfocando el tema E. T. A., el ministro dijo textualmente: «E. T.A, hoy no lucha

por las libertades, sino por ahogar libertades, concretamente las libertades del

Pueblo Vasco.» Para Martín Villa el hecho constitucional no añade nada en la

lucha antiterrorista. "La acción contra los terroristas -afirmó-será hoy la

misma que ayer, y me temo que Idéntica a la de mañana. Lucharemos contra el

terrorismo con los márgenes que la ley nos da y las obligaciones que la misma

ley nos Impone.» Extendiéndose aún más en el tema autonómico y regional, Martín

Villa se refirió a la abstención en Galicia diciendo que siempre ha dado

porcentajes de abstención muy fuertes, y a las Canarias subrayando la marcada

diferencia observada entre Tenerife y Las Palmas.

LA PROMULGACIÓN, EN NAVIDADES

En cuanto a un calendario legislativo a seguir de cara al desarrollo de los

preceptos constitucionales, Martín Villa opinó que un programa de este tipo no

podrá esbozarse hasta que sea promulgada la Constitución.

A la cuestión concreta de qué día tendrá lugar la promulgación del texto

aprobado, el ministro avanzó el día 21 de diciembre.

Subrayó repetidamente Martín Villa su satisfacción por el clima de tranquilidad

en que ha transcurrido la consulta. «El resultado, desde un punto de vista del

orden público, es enormemente positivo.» Aludió, en este sentido, a la operación

de vigilancia y seguridad llevada a cabo por las Fuerzas del Orden Público y

fuerzas militares, afirmando que su presencia ha influido en el clima de

tranquilidad con que los españoles hemos podido acudir a las urnas. Según

expreso el ministro, la citada operación se sigue llevando a cabo dentro de los

planes y fases previstos, y es muy probable que finalice el domingo próximo.

En torno a la cuestión de si pensaba que el «consenso» podría haber influido en

los resultados. Martín Villa estimó que «si el consenso no hubiera existido,

difícilmente podríamos estar en el momento en que estamos. Es importante que

hayamos culminado el proceso constitucional en plena concordia.» Explicó el

titular del Interior que, a su juicio, la «gimnasia parlamentaria», que ha sido

precisa al no existir una clara mayoría en las Cortes, ha resultado muy

beneficiosa para el pueblo español. «Lo que no obsta -añadió-para que a partir

de ahora el Gobierno, dentro de los límites y techos que le marca la

Constitución, Intente trasladar a la vida política y económica su propio

programa y, en definitiva, el concepto de sociedad que defiende.»

Se le planteó al ministro la posibilidad de que la extrema derecha reaccione, de

alguna manera, capitalizando la abundancia de abstenciones. «Estos grupos -

respondió el ministro-lo único que realmente pueden capitalizar será el 7,93 por

100 de votos negativos, que son los que ellos han Incitado.»

Finalmente, dentro del abanico de interpretaciones, un informador quiso saber

si, en opinión del ministro, el elevado porcentaje de abstenciones no podría

deberse a un posible desencanto del pueblo español ante la actividad de la ríase

política. Tras hacer una comparación entre los resultados del referéndum para la

reforma política y el actual, el ministro afirmó que las diferencias de

participación ciudadana a favor del primero se debía a que entonces los

españoles votaron el inicio de un proceso político en el que se Iba a devolver

la soberanía al pueblo. Era preciso -matizó el ministro-el protagonismo

individual de los españoles. Más tarde, en las elecciones generales, los

españoles pudieron ejercer su derecho y entregaron su confianza a los

parlamentarios. Por ello, en alguna medida el español, individualmente, no temía

ya por la instauración de la soberanía y ello puede explicar el porcentaje

abstencionista.» El ministro Insistiría, en el mismo sentido -respondiendo a

otra presunta de un corresponsal extranjero que achacaba las abstenciones a una

«enfermedad infantil» de la democracia-. subrayando que el pueblo español es

políticamente un pueblo maduro.

 

< Volver