La abstención enjuiciada por los extraparlamentarios     
 
 El País.    08/12/1978.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

La abstención, enjuiciada por los extraparlamentarios

Los partidos politices extraparlamentarios de derecha e izquierda, a través de

sus respectivos portavoces,

también emitieron durante la jornada de ayer sus opiniones so* bre e! resultado

del referéndum

constitucional.

Para el Partido del Trabajo y para la Organización Revolucionaria de

Trabajadores (que propugnaron el

sí) el número de abstenciones es preocupante y lógico a la vez, pues refleja un

sentimiento amplio de

desilusión popular debido a la política de consenso, que ha marginado la

participación popular. El PTE ha

insistido también en el aspecto de que «una mayoría clara de ciudadanos han dado

un sí a la Constitución

y a la democracia, desterrando con ello el pasado dictatorial».

Ambos partidos extraparlamentarios de izquierda valoran especialmente el alto

abstencionismo habido en

el País Vasco y lo interpretan como una ciara advertencia al Gobierno y a todas

las fuerzas democráticas

para que acometan con urgencia las soluciones políticas que el pueblo vasco

exige. En la misma linea se

ha pronunciado la Liga Comunista Revolucionaria.

El Movimiento Comunista y la Organización de Izquierda Comunista, partidos

extraparlamentarios de

izquierda que han propugnado la abstención, estiman que el porcentaje de

abstenciones, tanto en el País

Vasco como en el resto de España, exige «reformar la Constitución para hacerla

acorde con los

aspiraciones fundamentales del pueblo de Euskadi y de los sectores de izquierda

que se han negado a.

darla por buena».

Según el secretario general del Partido Carlista, «tos partidos abstencionistas

han jugado una carta

combinada con el factor psicológico del terrorismo y esto ha hecho que, por

miedo, coacción o duda,

muchos se hayan abstenido».

José María de Areilza, presidente de Acción Ciudadana Liberal, ha estimado

escaso el margen de votos

positivos emitidos sobre la mitad del censo, lo que representa, a su juicio, una

llamada de aten* ción sobre

el gran volumen de electores que por su abstención o su voto negativo

constituyen un contrapunto al

bloque mayoritario. El Partido Liberal también ha manifestado su preocupación

por la cifra de abstención,

especialmente en determinados territorios.

Desde la extrema derecha, Fuerza Nueva ha calificado de pírrica la aprobación de

la Constitución, al serlo

«sólo por una mayoría simple, ya que el 56% de los españoles con derecho a voto

han apoyado el texto

constitucional». Para el partido que dirige Blas Piñar, el «44% de los españoles

se han pronunciado en

contra de la Constitución, pues existe un 33% de abstenciones, que son del no a

la Constitución, ya que el

que la va a votar afirmativamente no se abstiene».

 

< Volver