Autor: Esteruelas, Bosco. 
 El sí a la democracia. 
 Italia destaca la abstención     
 
 Diario 16.    09/12/1978.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

^

Italia destaca la abstención

Bosco Esteruelas

ROMA, 9 (Corresponsal D16).

— «Buenos días democracia española», dicen los diarios italianos recogiendo el

título de D16, aunque

todos ellos subrayan que el alto índice de abstenciones trasluce un horizonte

preocupante.

El liberal «Corriere della Sera» afirma que el aplastante número de votos

afirmativos significa la clara

derrota de la derecha nostálgica, pero el abstencionismo induce a pensar que el

problema vasco es el más

serio de todos los existentes en España, mayor de lo que se creía, y capaz de

destruir el proceso de

democratización.

«La Stampa», del grupo FIAT, indica que los españoles votaron si, pero con

reserva, y pone como causas

del fenómeno abstencionista los atentados, la crisis económica, y la desilusión

por la falta de

integración en Europa.

El Diario de Turín opina que Adolfo Suárez sale debilitado de este referéndum y

arriesga un pronóstico al

prever que UCD se

Inclinará en el futuro hacia posturas más a la derecha.

Puente España-Europa

El filosocialista «La Repubblica» habla de «avalancha de abstenciones, que

ingenuamente quiso ocultar

en un principio el ministro del Interior, Martín Villa, motivada por causas bien

diversas, entre las que

hay que incluir a las puramente políticas, aquéllas de índole técnica y

climática.

En cualquier caso, concluye su enviado especial, el porvenir es preocupante y

quizá obligue a los dos

grandes partidos a volver a la fase del consenso.

«L´Unitá», órgano comunista, manifiesta que el referéndum constitucional español

instaura

definitivamente el puente entre España y Europa, especialmente con una Europa

que ve su futuro en una

relación de fuerzas libre de arrogancias hegemónicas.

«No hay duda —dice el periódico comunista— que el si de España no llegó de los

bancos de Madrid,

Barcelona o Bilbao, ni de esos patronos que en muchos casos impedían a los

trabajadores ejercer el

derecho al voto, ni tampoco, en definitiva, del gran capital francés o alemán,

al que hace tres años le venía

bien el orden franquista.»

 

< Volver