El sí a la democracia. 
 Aplausos para el primado en la catedral de Toledo     
 
 Diario 16.    09/12/1978.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Aplausos para el primado en la catedral de Toledo

TOLEDO, 9 (D16). - Marcelo González Martín, cardenal primado de España y

arzobispo de Toledo, fue recibido ayer con una salva de aplausos, al hacer acto

de presencia en la catedral de su diócesis, donde celebró la misa de pontifical

en la festividad de la Inmaculada. El primado, que no hizo ninguna alusión al

referéndum aconsejó a sus feligreses que se suscribieran a «L´Osservatore

Romano».

El sacerdote que presentó la ceremonia recordó a los fieles que, «don Marcelo,

por defender a la familia, ha sido atacado recientemente en el ejercicio de su

ministerio pastoral».

La Inmaculada

El primado de España, segün Europa Press, no se refirió en la homilía a los

ataques recibidos, lo que en algunos causó cierta decepción -pues pensaban qué

hubiera contestado- y en la mayoria admiración.

Monseñor Gonzalez Martín inició la homilia con una referencia al misterio de la

Inmaculada Concepción de la Virgen, y de manera especial a la representación

militar del arma de Infantería, que ayer celebró su fiesta. Después habló de la

campaña de la oración en familia que durante tres meses llevaron a cabo los

dominicos y que fue clausurada ayer.

La palabra del Papa

«Prestad atención -dijo más adelante-, ante todo, a la palabra del Papa, que hoy

llega con facilidad a todos los hogares. Os recomiendo la suscripción a

"L´Osservatore Romano", en su edición española. Ahí encontraréis la palabra del

Papa completa, libre de toda manipulación, nunca tergiversada. Y, con su

palabra, las noticias que nos lleguen de todo el mundo católico que nos permitan

contemplar el horizonte hermoso del reino de Dios en la tierra.»

«Los católicos debemos mantener nuestro optimismo y alegria siempre, pero sería

un optimismo falso el que no se fundamenta sobre la fidelidad plena y total a

las verdades de la fe.»

«María Santisima -dijo finalmente.- es el modelo de la fe, la esperanza y el

optimismo cristiano, precisamente porque lo es de la obediencia serena y humilde

a la voluntad de Dios. Hemos de defender nuestra fe con humildad y con firmeza,

sin reñir con nadie, pero siendo consecuentes con los que la Iglesia nos pide y

a las interpretaciones que de la fe hace el Santo Padre.»

Al terminar la misa, el cardenal también fue despedido con aplausos.

 

< Volver