Autor: Campmany y Díez de Revenga, Jaime. 
   Pasatiempo político     
 
 Informaciones.    29/01/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

FIRMAS EN «INFORMACIONES))

PASA TIEMPO POLÍTICO

LA Actualidad Española a José Luis Cebrián, ha inventad j un pasatiempo político Se trata de un entretenimiento inocente e inofensivo, un tanto picaro y en algún medida estimulante. Veinte periodistas, informadores o comentaristas políticos de periódico», revistas o agencias, han elaboradc una lista de veinticinco nombres con porvenir en 2a vida pública. Es una manera de jugar de broma a las elecciones de enésimo grado. O a los vaticinios Innocuos. O mejor aún, a la gallina ciega. Recuerdo que la última vez que los periódicos ofrecieron un ensayo de adivinación con la lista de treinta posibles sucesores del profesor Lora Tamayo en el Ministerio de Educación, fue designado ministro un personaje que no figuraba en la lista: don José Luis Villar Palasi Cuando se barrunta un reajuste ministerial (digo reajuste y no crisis, porque la palabra crisis es un regusto decimonónico de nuestro vocabulario político), en el bar de las Cortes, en las tertulias, en las antesalas y en las Redacciones de los periódicos se confeccionan listas de ministrables; alguna vez se acierta un nombre, pero generalmente esa es una quiniela con acertante único. Las leyes de la poli-tica suelen ser más misteriosas que las de la astronomía Un escolar aprovechado puede descubrir la existencia do un nuevo planeta mediante la aplicación de un método deductivo. Pero ni los más versados en francología pueden predecir, sin error, un nuevo Gabinete ni adivinar la aparición de los nuevos cometas en el firmamento político. Aunque también en politice hay órbitas seguras y estelas fulgurantes como en el mundo de los astros: señalarlas no es jugar a la adivinación, sino constatar lo inevitable lo fatal.

En esa encuesta de «La Actualidad Española» aparecen citados 147 personajes. Como el número de votos alcanza los 500, la cifra de las ^oincidencias resulta apreciable, a pesar de la natural dispersión, previsible en esta clase de encuestas. Entre esos 147 personajes sobrenadan 25, que reúne- un número de coincidencias oscilantes entre las 16 que subrayar, los nombres de Rodolfo Martín Villa, Federico Silva y Fernando Suárez, y las siett de Areilza, Auger, Bailarín. Fernández Sordo, Girón y Rodrigue? de Valcárcel.

Lo primero que me llama la atención en esa lista de 25 nombres para nuestro futuro político es que en ella sólo aparecen dos nombres de actuales ministros: López Rodó y López Bravo, empatados a poder en el chismorreo popular y empatados aquí, a ocho votos, junto al Joven ex vicesecretario del Movimiento José Miguel Ortí Bordas. Por el contrario, figuran dos ex ministros con alto número de coincidencias: Silva (16) y Fraga (14) Otros siete ministros actuales han sido citados alguna vez por los periodistas de la encuesta: Carrero, Allende, Fernández de la Mora, Fernández Miranda, Llcinio de la Fuente. López de Letona y Villar Palasi. A pesar de que la encuesta esté realizada entre Informadores, o quizá por eso misma falta en la lista el nombre del ministro de Información, Sánchez Bella También están ausentes otros ministros. Ningún consultado se ha acordado de ellos. Tal vez en este juego de declaración pública de preferencias o de augurios haya de reservarse un papel a ciertos rechazos subconscientes o a ciertos olvidos motivado^ por el desgaste de poder o por la impopularidad que algunos políticos deben o quieren arrostrar

Entre los «ex» hay dos ausencias espectaculares: la de José Solis y la de Fernando María Castiell- Sólo dos delegados nacionales del Movimiento han sido citados: Gabriel Cisneros y Carlos Bonet, aunque sin votos suficientes para ser Incluidos en la sta de los 25 En ésta figuran cuatro ex vicesecretarios generales: Fanjul. Herrero Tejedor, Orti Bordas y Rodríguez de alcárcel, y en cambio nadi ha citado el nombre >?el actual. Valdés Larrañaga. La rrupción en la popularidad política d Fernando Suárez. Joven y contestatario ex procurador familiar por León, ha sido fulgurante Los militares están representados por el nombre de un soldado-intelectual Diez-Alegria El Intente de un acercamiento entre el socialismo y la Falange introduce un nombre en la encuesta. Cantarero del Castillo E: parlamentarismo active . brillante tiene puesto en la lista con los nombres de Martínez Esteruelas. Pío Cabanillas o Rafae Cabello de Alba El apellido Primo de Rivera está presente en el joven Miguel. Su eficaz gestión al frente de la Telefónica mantiene en el candelero político el nombre de Barrera de Irimo Enrique de la Mata José Luis Mellan son nombres que salen de la actual Administración La inclusión de Ruiz-Giménez pone un poco de picante, y la ausencia de un politic tan puro como Jesús Fueyo trae un poco de desconcertante regocijo.

El pasatiempo no tiene una solución única y cierta. Acaba en si mismo. No para de ser ur entretenimiento político Inocente e Inofensivo, un tanto picaro y en alguna medida estimulante Recuerdo que durante el conclave de 1958, la Prensa italiana, coavocaba a encuestas como a de «La Actualidad Española» para jugar a la adivinación de nombre del nuevo Papa. Ninguno de los consultados dio el nombre del cardenal Roncall. Me lo explicaba asi un Ilustre monseñor de la Curia. «Dimenticarono consultare alio Spirito Santo.»

—En resumen, un juego de niños —dijo Diógenes despectivamente

—Eso, de niños, de lo que somos —respondió sonriente Sócrates—. Los otros son juegos prohibido

Por Jaime CAMPMANY

 

< Volver