Autor: Calvo Hernando, Pedro. 
 España política. 
 De domingo a domingo  :   
 Estados de opinión en la semana. 
 Ya.    14/07/1968.  Página: 13-15. Páginas: 3. Párrafos: 43. 

ESPAÑA POLITICA DE DOMINGO A DOMINGO

ESTADOS DE OPINION

Franco y la unidad

Los últimos discursos de Franco en Burgos y Santander han incidido nuevamente sobre el tema de la unidad, palabra que ha repetido una y otra vez. A la unidad atribuye el Jefe del Estado la consecución de la justicia entre los hombres y las tierras de España. El ministro de Marina, en la Semana .Naval de Santander, se refirió también a la necesidad de unión sin fisuras entre todas las fuerzas armadas. Hay que destacar la presencia del príncipe Juan Carlos en los actos y celebraciones oficiales en que ha intervenido el Jefe del Estado.

Franco y el pluralismo

Refiriéndose a la preocupación de Franco por la unidad, diversos periódicos han publicado comentarios.

"Que la unidad política se consiga —escribe "La Voz de Asturias"— no quiere decir que forzosamente todos los españoles piensen igual en todo lo relativo. El pluralismo es necesario para que el pulso vital del país se mantenga con ese ritmo de plenas realizaciones." Con otro motivo, y respondiendo a "Ya", decía NUEVO DIARIO que no hay que limitar el asociacionismo pluralista "a las fuerzas que hicieron posible el actual sistema político. Preferimos estar de acuerdo con Franco cuando repudia públicamente "la política de vencedores".

Respuesta a "Arriba"

A propósito del comentario editorial que "Arriba" tuvo a bien dedicarme el pasado martes, tengo que ••decir de nuevo que es mucho lo que ese periódico ha ganado en mesura, buenos modos y serenidad dialogante. Lo sé por experiencia propia. Lo ha demostrado, además, de forma paladina, al comentar la suspensión del diario "Madrid", como puntualmente les destaqué a ustedes en esta sección.

La verdad es que entonces —como en otras ocasiones— "Arriba" no consideró oportuno reconocer la justicia que desde aquí se le hacía. Pero yo no se lo he reprochado nunca, ésa es la verdad, porque profeso un profundo respeto por la libertad de iniciativa de su director.

En cambio, no se muestra el colega del Movimiento tan parco en palabras cuando alguna vez "se me va la pluma" en algún tema que pueda rozar la hipersensibilidad de los hombres que allí trabajan. Tampoco esto es un reproche, por el mismo profundo respeto de que les hablaba, pero sí es la constatación de un hecho verídico.

Unos textos de José Antonio

Ahora no le ha gustado al colega lo que dije hace ocho días sobre la lectura en TVE. de unos textos de José Antonio, cuando afirmé que en ese medio de difusión "no debe tener cabida ningún género de propaganda política de grupo, mientras que a otros grupos no se ofrezca la misma plataforma". Asegura "Arriba" que el pensamiento de José Antonio no puede considerarse como pensamiento de grupo, ya que "circula intravenosamente por la filosofía política que nutre a todo nuestro orden constitucional". Aun aceptando esa tesis, si el comentarista de "Arriba" hubiese escuchado los textos leídos por Alfredo Amestoy, se darla cuenta de que mi afirmación no era tan descabellada.

La circulación intravenosa y la extracorpórea

Por una razón muy sencilla: porque el contenido de tales textos supone una postura muy concreta de un determinado sector político, postura que no "circula intravenosamente" por el orden constitucional, a menos que "Arriba" nos diga, por ejemplo, que la nacionalización de la banca española es un precepto constitucional, pues a ello se refería uno de los puntos leídos por Amestoy. Esos párrafos de José Antonio —siguiendo el símil de "Arriba"— pertenecen más bien a la circulación extracorpórea del orden constitucional, pero de ningún modo a la "circulación intravenosa".

Para nada aludía a los pronunciamientos joseantonianos que realmente puedan tener ese carácter jurídíco-constitucional de que habla "Arriba". Por lo demás, no discuto la certeza de las afirmaciones del colega sobre el significado político e histórico de José Antonio y su doctrina, pues para nada me he referido a ello. Lo que pedía entonces —y siempre— es igualdad de oportunidades en TVE para los sustentadores de las diversas posturas en torno a los distintos problemas.

´Arriba´ y los grupos

Luego me hace "Arriba" una curiosa pregunta. "¿ A qué grupos —dice— se refería el señor Calvo Hernando, reclamando para ellos la misma "plataforma" en TVE?" Sugiero al colega que formule la misma pregunta a tantos procuradores en Cortes, políticos, comentaristas y la casi totalidad de los periódicos españoles que constantemente están pidiendo la regulación asociativa del contraste de pareceres. Y le sugiero también que se lo pregunte a los artículos 4.° y 21 de la Ley Orgánica del Estado, que exigen lo mismo, y no en circulación intravenosa, sino en concretísimos textos legales que aguardan una aplicación de sus inexcusables mandatos.

Cantarero:

"Alianza constitucional"

A estos puntos, Manuel Cantarero del Castillo, falangista y presidente de la Asociación de Antiguos Miembros del Frente de Juventudes, acaba de expresar —en unas declaraciones a la revista "SP"— su profunda fe en el pluralismo. Opina que debería haber libertad para todas las fuerzas políticas "que suscribieran un compromiso constitucional". Yo le llamaría a su conjunto incluso "la alianza constitucional española..." Estarían en la misma todas las fuerzas políticas que se comprometiesen a respetar siempre la constitución y a no pretender su modificación más que por vías legales".

El párrafo que silencia "Arriba"

Quiero también retar cordialmente al diario "Arriba" para que nos esplique por qué la emprende con un párrafo que no le gusta de mi artículo, silenciando rotundamente el anterior, en el que, sobre el mismo tema de José Antonio y la Falange, salía yo al paso de una carta publicada en otro periódico, en la que se les identificaba con el fascismo. "Soy de los que piensan —concluía yo— que tanto la institución como la persona citadas merece mucho más respeto." ¿Es que no leyó esto el comentarista de "Arriba"? Y si lo leyó, ¿por qué lo silencia?

Otros discrepantes

Creo que es ésta la oportunidad de recordar a otros discrepantes que, si no toman ejemplo de "Arriba", no van a coseguir dar satisfacción a sus "ardientes" deseos de polémica. De una "situación límite" ya tuvieron ustedes noticia hace unos meses. Hay también un comentarista en Barcelona, que, a pesar de escribir en la Prensa del Movimiento, todavía no se ha aprendido la "lección" e inédita por enésima vez "buscarme las cosquillas", en lugar de utilizar la mesura, serenidad y buenos modales.

Asimismo, desde alguna revista de significación integrista, de la derecha más extrema y reaccionaria, me han sido dirigidos numerosos ataques, sin conseguir que yo pique "ingenuamente" en el anzuelo. El que espera, desea, pera. Y uno sabe muy bien cómo tiene que distribuir su tiempo, para no malgastarlo en contestar a lo incontestable.

La condena de Rodrigo Royo

El lenguaje a utilizar cuando se habla "por escrito y con publicidad" debe ser siempre comedido, respetuoso y correcto. Sobre todo al enjuiciar a las personas. Por no tener esto en cuenta suceden cosas tan desagradables como lo que acaba de ocurrirle a Rodrigo Hoyo, condenado por injurias graves inferidas a José María Gil Robles cuando aquél era director de la revista "SP" Es el Tribunal Supremo el que ha emitido el fallo condenatorio, anulando la sentencia absolutoria de la Audiencia.

"Sin red que le proteja"

Lamento de corazón y muy profundamente el infortunio del colega, como estoy seguro que lo lamentan todos los hombres de buena voluntad. Como el mismo director de "Diario SP" decía al día siguiente de publicarlos textos de las sentencias, la profesión periodística es particularmente arriesgada. "El periodista —escribe Royo— trabaja todos los días cara al público, representando sin . cesar números no ensayados, en el trapecio más elevado de la carpa y sin red que le proteja".

Salir a cuerpo limpio

Si hay una red que protege al periodista, una red que no está también bajo los pies de los demás, es una red que quema y que, a la hora de la verdad, más vale retirarla voluntariamente, para salir a escena a cuerpo limpio, sin protecciones privilegiadas que paralicen la acción implacable de la justicia ordinaria.

Otra cosa supone poco menos que la propia descalificación ante los demás, ciudadanos corrientes y molientes, que apechan con todas las responsabilidades de su oficio. En esto consiste la servidumbre y la grandeza del gran circo de la letra impresa.

Lo elegancia de Rodrigo Royo

Rodrigo Royo ha pagado ahora el precio de trabajar -sin red. Olvidándome hoy de los muchos motivos de discrepancia con el pensamiento de Hoyo, reitero al colega la expresión de mi pesar por su mala fortuna. Pero le felicito con igual sinceridad por la elegancia con que ha sabido encajar el contratiempo. "Deseo hacer constar —escribe en el artículo citado antes— que yo me tengo por un ciudadano muy respetuoso de la ley y de los tribunales de la nación y que acato el veredicto del Tribunal Supremo con resignación y disciplina".

Todo un ejemplo

"Sólo mediante la prevalencida de la ley —añade— y el acatamiento de los dictámenes pronunciados por hombres tan ecuánimes, independientes y objetivos como los que componen el Tribunal Supremo se puede disfrutar de un auténtico estado de derecho, base indispensable para la convivencia armónica y pacífica de una sociedad política." El párrafo no tiene desperdicio, pensando sobre todo que ha sido escrito por un hombre que trabaja sin red, motivo que ha hecho posible la normal acción de los tribunales ordinarios. Todo un ejemplo. Lástima que las alusiones que luego hace a Gil Robles estén fuera de lugar.

La lista de adhesiones

En cuanto a los firmantes de la adhesión a Rodrigo Royo, son muchas e importantes personalidades las que figuran en la lista, predominando las fuerzas vivas del Régimen. Se observan "ligeras" diferencias con aquella otra lista de solidaridades con el diario "Madrid". Es un problema de contraste de pareceres.

José Antonio Girón firma la carta a Royo, que supone una coincidencia en lo esencial con su pensamiento y un anuncio de aportación de dinero para ayudarle en las dificultades con que forzosamente ha de tropezar ahora el "Diario SP". dar la representación « los autores, y no a la Sociedad General de Autores, que serán elegidos conforme a las normas que dicte la Organización Sindical. La Comisión de Agricultura dictaminó el proyecto de ordenación rural.

El simbolismo de una fecha

A pesar de los problemas internos entre los diversos grupos guiñéanos, la marcha hacia la independencia de aquella región continúa adelante. Parece que la fecha definitiva será el próximo 12 de octubre, fiesta de la Hispanidad, fecha solicitada por varias personalidades guiñearías y aceptada por el Gobierno español.

"Para colonialismo militar..."

El tema de las bases americanas se va poniendo al rojo vivo a medida que se acerca la fecha de las negociaciones. "¿Somos un aliado —se pregunta "Ya" en un editorial— o somos una plataforma para las bases norteamericanas? El pueblo español puede optar por lo primero, pero rechaza lo segundo. Para colonialismo militar nos pesa ya demasiado la base británica en Gibraltar."

Pedro CALVO HERNANDO

 

< Volver