menu horizontal
Botón que abre el buscador
Calendar
ver vídeo

Rubén Amón

Bartók all'ungherese URL: http://www.march.es/conferencias/anteriores/voz.aspx?p1=100111&l=2
La idea de El príncipe de madera responde a una evocación de un ballet crucial de Béla Bartók. Crucial quiere decir que el éxito de su estreno fue el pretexto para indagar en el patrimonio anterior del compositor húngaro. Ya había escrito el Concierto para violín, incluso una ópera habitual en el repertorio de nuestro tiempo, El castillo de Barbazul, pero no trascendieron hasta que la crítica de la época agradeció la audacia, el simbolismo y el lenguaje descarnado de Béla Bartók, convertido él mismo en “Príncipe de madera”, pues el ballet nos traslada una moraleja sobre la importancia del fondo sobre las apariencias y el premio que espera a los hombres constantes. Bartók lo fue, y mucho, en la búsqueda del folclore y de la música popular, entendidos ambos desde la esencia cultural, incluso desde la raigambre antropológica o etnológica. Quiso ir a las fuentes sin mediaciones ni mediadores, compendiando 8.000 melodías húngaras, 2.800 eslovacas, 3.500 rumanas y 150 de otras minorías étnicas. El trabajo, además, despejaba semejante patrimonio de cualquier distorsión que pudiera conllevar “la popularización de la música popular”. Que no es un juego de palabras, sino un matiz semántico entre la música del pueblo y la música popular generalizada. Bartók anticipa a Levi Strauss en la investigación del “salvajismo”. No con un sentido primario ni peyorativo, sino desde una concepción virginal que luego influye en su obra académica y que procura una especie de estimulación en su propia originalidad rítmica, cromática, transmitiendo a los hombres el latido de la primera voz.
Write a review on this item:
Send a message




© Disclaimer
Fundación Juan March
Contact
Castelló, 77 – 28006 MADRID – Spain
+34 91 435 42 40 – Fax: +34 91 576 34 20
http://www.march.es