menu horizontal
Botón que abre el buscador
Calendar
Image of the Lecture

The participant summarise his talks

Frente al viejo cliché de un Chejov lánguido, una lectura atenta de sus textos nos revela un humor a veces ácido y a veces benévolo, incluso absurdo, y sobre todo una hiperactividad furiosa, siempre en pos de una felicidad muy difícil de alcanzar. Lo tedioso en Chejov es siempre el entorno, nunca sus habitantes: sus cabezas, sus corazones, sus sistemas nerviosos van a cien por hora, con las pasiones en la boca, mientras la realidad que les envuelve se mueve a paso de tortuga anestesiada.

Tendemos a ver a sus personajes como criaturas inmóviles, del mismo modo que caemos en la tentación de verle a él escribiendo sin parar a la luz de un quinqué, con los quevedos en mitad de la nariz, en Mélijovo o en Yalta. Olvidamos al médico al que llamaban a cualquier hora de la noche para asistir a una parturienta lejana o a un campesino víctima del cólera; olvidamos al hombre que, cuando ya era un escritor consagrado, recorrió miles de kilómetros de la taiga para conocer y denunciar la espantosa vida de los reclusos de la isla Sajalín, el peor presidio de Siberia, y que tras zambullirse en el infierno busca el paraíso en Ceilán, y en Montecarlo cree descubrir el sistema infalible para ganar a la ruleta, y pierde todo el dinero que lleva encima.

Videos
Ver vídeo: Octubre-diciembre 2015
Ver vídeo: Chejov a la carta
Ver vídeo: Chejov en directo
Fundación Juan March
Contact
Castelló, 77 – 28006 MADRID – Spain
+34 91 435 42 40 – Fax: +34 91 576 34 20
http://www.march.es