Manuel Longares en diálogo con Luis Mateo Díez Poética y Narrativa Manuel Longares

Manuel Longares en diálogo con Luis Mateo Díez

  1. Este acto tuvo lugar el
Manuel Longares y Luis Mateo Díez
Manuel Longares, dirección

Multimedia

  1. Manuel LongaresManuel Longares

    Nació en Madrid en 1943. Ha publicado siete novelas, de las que las tres primeras forman parte del ciclo titulado La vida de la letra: La novela del corsé (1979), Soldaditos de Pavía (1984) y Operación Primavera (1992). En 1995 publicó No puedo vivir sin ti y en 2001 Romanticismo, que obtuvo el Premio de la Crítica. A esta siguió Nuestra epopeya en 2006 y en 2013 Los ingenuos. Ha publicado tres libros de relatos: Extravíos (1999), La ciudad sentida (2007) y Las cuatro esquinas (2011), por el que obtuvo los premios Gremio de Libreros de Madrid y el Francisco Umbral. Además ha traducido el libro de sonetos de J.V. Foix, Sol, i de dol (Solo y dolido, 1993).

  2. Luis Mateo DíezLuis Mateo Díez

    Escritor y miembro de la Real Academia Española. Entre sus novelas se citan: Apócrifo del clavel y la espina, La fuente de la edad, con la que obtuvo el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Narrativa, Las horas completas, Camino de perdición, El espíritu del páramo, Días del desván, que obtuvo el Premio NH al mejor libro de relatos del año y El paraíso de los mortales. La ruina del cielo fue distinguida con el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Narrativa. En Las estaciones de la memoria se ofrece una antología didáctica de toda su obra. Ha obtenido también los premios Café Gijón de novela corta, Ignacio Aldecoa de cuentos y Miguel Delibes. Es también Premio Castilla y León de las Letras. En 2003 apareció la versión completa de la trilogía que ha estado escribiendo en los últimos años, bajo el título de El reino de Celama. Sus libros más recientes son El eco de las bodas, Las lecciones de las cosas, Fantasmas del invierno y El fulgor de la pobreza.

Madrileño del cuarenta y tres, el arraigo de Longares en la experiencia de la vida tiene el referente irremediable de la experiencia de la literatura. La vida que se vive, el tiempo de la misma, el paisaje urbano asumido como escenario, y la mirada que en la escritura recrea todo el patrimonio de una fértil imaginación, que no sólo se sustenta en la realidad sino en la transfiguración que artísticamente la ha recreado. Experiencia y experimentación en las primeras aportaciones narrativas de Longares: la trilogía, recientemente reeditada bajo el título de La vida de la letra, donde el autor pone precisamente letra a la vida, da vida a la letra sobre el sustento, tan fascinante y significativo de las novelas eróticas de primeros de siglo, la ópera y la zarzuela, logrando que las tramas galantes y musicales, iluminen realidades y comportamientos sociales y particulares insospechados, algo así como lo más secreto y misterioso de ese otro lado de la realidad que anida en los libretos de la misma. Otros dispositivos vitales que suministran la conciencia y la sensibilidad de Longares orientan otras novelas y relatos que ya son hitos irremediables en nuestra literatura contemporánea: de Romanticismo a Nuestra Epopeya, La Ciudad Sentida, Las Cuatro Esquinas o Los Ingenuos.

Las variantes en los procedimientos de un modo de descifrar la realidad, extorsionarla y esclarecerla, dan resultados tan originales como sorprendentes, habitualmente tamizados por la ironía o el humor desternillante. Lo que Longares cuenta se matiza siempre por esa conciencia que destila en la imaginación y reverbera en el tamiz de la escritura. La voluntad de estilo es en él la voluntad de quien sabe que sólo con las palabras necesarias es posible lograr el grado mayor de expresividad y sentido.