Expedición al desierto: el valle de los Reyes Ciclos de conferencias La búsqueda de los confines

Expedición al desierto: el valle de los Reyes

  1. Este acto tuvo lugar el
José Manuel Galán

Multimedia

  1. José Manuel GalánJosé Manuel Galán

    Profesor de investigación del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC. Director del "Proyecto Djehuty" desde sus inicios en 2001, y cuyo objetivo es la excavación, conservación y publicación de un conjunto de monumentos funerarios y enterramientos en torno al año 1500 a. C., situados en la colina de Dra abu el-Naga, en la orilla occidental de Luxor, en Egipto.

    Licenciado en Historia Antigua por la Universidad Complutense de Madrid. Estudió Egiptología durante seis años en la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, Estados Unidos) con los profesores Hans Goedicke y Betsy Bryan, doctorándose en 1993. Su tesis doctoral fue publicada en 1995 dentro de la serie alemana de monografías "Hildesheimer Ägyptologische Beiträge", con el título Victory and Border: Terminology related to Egyptian Imperialism in the XVIIIth Dynasty. Ha disfrutado de una beca posdoctoral Alexander von Humboldt de investigación en el Ägyptologisches Institut de la Universidad de Tübingen (Alemania). En 1995 se incorporó al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Madrid), donde desde el año 2000 ocupa el cargo de científico titular.

    Es autor de los siguientes libros: Cuatro Viajes en la Literatura del Antiguo Egipto (1998), El imperio egipcio: Inscripciones (ca. 1550-1300 a. C.) (2002), Four Journeys in Ancient Egyptian Literature (Lingua Aegyptia ­Studia monographica 5, 2005) y En busca de Djehuty: crónica de una excavación arqueológica en Luxor (2006). Además es editor de la página web del "Proyecto hispano-egipcio Djehuty": www.excavacionegipto.com

Durante 400 años, los faraones de Egipto eligieron como lugar de enterramiento un pequeño valle en el desierto de la orilla occidental frente a la antigua ciudad de Tebas (hoy Luxor). El lugar recibió, así, el nombre de "valle de los Reyes", aunque fuera realmente una mujer, la reina Hatshepsut, quien inaugurara la tradición en torno al año 1470 a. C. A pesar de los continuos saqueos sufridos, los arqueólogos han hallado tumbas con una parte significativa del equipamiento funerario original, que aporta una valiosa información sobre la época, sus costumbres y creencias. Además, la decoración de las paredes, en ocasiones muy bien conservada, nos transmite su visión del mundo de ultratumba y aspiraciones de vida eterna. Las visitas de curiosos ilustrados, que comenzaron a principios del siglo XVIII, se convirtieron durante el siguiente siglo en organizadas expediciones en busca de tesoros para los museos, las cuales fueron a su vez transformándose en misiones arqueológicas de carácter científico a medida que transcurría el siglo XX. Todavía hoy siguen produciéndose hallazgos sorprendentes en el Valle de los Reyes, a la vez que riadas de turistas visitan diariamente el lugar.