La exploración extraterrestre Ciclos de conferencias La búsqueda de los confines

La exploración extraterrestre

  1. Este acto tuvo lugar el
Héctor Guerrero Padrón

Multimedia

  1. Héctor Guerrero PadrónHéctor Guerrero Padrón

    Estudió Ciencias Físicas en la Universidad Complutense de Madrid, en donde se doctoró en 1992. En el año 2000 se incorporó como investigador al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). Desde julio de 2012 está cedido a la Comisión Europea en Bruselas en calidad de Experto Nacional Destacado para Investigación Espacial.

    Su actividad investigadora en el INTA ha estado vinculada a las tecnologías optoelectrónicas, magnéticas y de radiación. Dirigió durante una década su Laboratorio de Optoelectrónica, y fue el responsable de los proyectos de la Agencia Espacial Europea sobre comunicaciones ópticas no guiadas en el interior de satélites. Formó y lideró el consorcio español para cooperar con Rusia y Finlandia en una misión al planeta Marte, para desplegar instrumentación científico-tecnológica en la estación meteorológica MetNet Precursor.

    Su actividad docente arrancó en 1988, y ha sido profesor universitario en física aplicada y óptica, tanto en la universidad pública como en la privada. Ha impartido docencia en gestión del conocimiento en micro/nanotecnología, espacio y defensa, en el sector de las escuelas de negocios.

Los vuelos espaciales constituyen la extensión natural de la exploración terrestre. Nos han permitido acceder al espacio exterior, un mundo sin límites para sumergirse y adentrarse en busca de lo desconocido. Asistimos al inicio de un periodo infinito de descubrimientos en el que tras rebasar cada frontera surgirán otras muchas para explorar.

En 50 años de vuelos tripulados poco más de 500 personas han estado en el espacio y, sin embargo, las misiones espaciales forman parte de las aspiraciones colectivas de la humanidad. Para una exploración espacial eficaz se hace imprescindible la cooperación internacional.

¿Cómo empezó todo? ¿Cuáles fueron las condiciones que hicieron posible desarrollar la tecnología necesaria para escapar a la gravedad terrestre y saltar al espacio? ¿Qué dificultades encuentra el ser humano para adaptarse a esta nueva clase de exploración? ¿Cuál es el papel de las misiones robóticas? La exploración extraterrestre siempre estuvo motivada por la observación y la investigación científica, la búsqueda de la vida y la comprensión del sistema solar. A medida que se ha hecho más frecuente el acceso al espacio, este se empieza a ver desde una dimensión más pragmática: ¿Qué beneficios económicos nos reportarán las misiones espaciales? ¿Podremos explotar los recursos existentes fuera de la Tierra?

Tras las fugaces visitas a la Luna, y varias décadas de presencia humana en la órbita terrestre, los asteroides, el sistema de Marte y la vuelta a la Luna se perfilan como las próximas etapas de una aventura que no ha hecho más que empezar.