El joven Darwin: el viaje de un naturalista alrededor del mundo Ciclos de conferencias Exploradores, conquistadores, viajeros

El joven Darwin: el viaje de un naturalista alrededor del mundo

  1. Este acto tuvo lugar el
Juan Luis Arsuaga

Multimedia

  1. Juan Luis ArsuagaJuan Luis Arsuaga

    Es catedrático de Paleontología de la Universidad Complutense de Madrid, doctor en Ciencias Biológicas por la misma universidad. Director del Centro UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos. Miembro del equipo de investigaciones de los yacimientos pleistocenos de la Sierra de Atapuerca (Burgos) desde 1982, y desde 1991 codirector de este equipo, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1997 y el Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades en 1997. Codirige asímismo las excavaciones de Cueva del Conde (Asturias) y Pinilla del Valle (Madrid).

    Autor de en torno a un centenar de publicaciones en revistas científicas como Nature, Science y PNAS. Autor de libros de ensayo y divulgación científica, entre los que se cuentan títulos como La especie elegida, El collar del neandertal y El enigma de la esfinge. Su título más reciente es El primer viaje de nuestra vida.

    Miembro de la Academia de Ciencias de Estados Unidos y de la Real Academia de Doctores de España, en la actualidad es director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos.

Con esas pocas palabras se describe la aventura científica que marcó la vida de Darwin. Si todo viaje que merezca la pena nos cambia, poco o mucho, a los viajeros, la vuelta al mundo en cinco años que llevó a cabo el jovencísimo Darwin nos cambió a todos porque de ella se deriva la teoría de la evolución. En su autobiografía, Darwin explica que tres cosas le llamaron poderosamente la atención durante el viaje, y las tres se encuentran en Sudamérica: la continuidad de las especies fósiles con las actuales, los cambios de las faunas con la latitud y las curiosas “producciones” de las islas Galápagos.

Darwin inició su viaje como un aprendiz de geólogo y se fue haciendo biólogo a lo largo de esos cinco años por mar y tierra. Después, nunca volvió a salir de su isla y se refugió en su casa en el campo. Pero siempre recordaría en las veladas de Down House, mientras escuchaba a su esposa Emma tocar el piano después de la cena, las noches que pasó al raso en la soledad de las pampas, con los gauchos, durmiendo alrededor del fuego y bajo las estrellas. Cuando era joven y fuerte y se sentía capaz de todo. Cuando vivió peligrosamente.